Sedán con carácter deportivo

Íntegramente nuevo, el flamante Audi A4 hace gala de un diseño tan elegante como sport, al que suma un alto nivel de tecnología, mecánica, electrónica y de confort para disfrutarlo en todas las situaciones de marcha
Gabriel Tomich
(0)
18 de junio de 2016  

TERMINAS DE RÍO HONDO.- Los usuarios son jueces implacables en cuanto a sus preferencias y, luego, respecto del funcionamiento, la performance y la utilidad para que un modelo se mantenga vigente muchos años.

Así, que un automóvil llegue a la novena generación, a 22 años en el mercado y a más de 6 millones de unidades fabricadas no puede ser fruto de la casualidad o la suerte; por el contrario, sin duda se debe a su calidad y prestaciones. Este es el caso del flamante Audi A4, el modelo más exitoso en la historia de la marca de los cuatro anillos, que manejamos en el mejor escenario posible en la Argentina: el Autódromo de Termas de Río Hondo, único con todas las medidas de seguridad e instalaciones exigidas por el MotoGP y la Fórmula 1.

La prueba nos permitió verificar que este Audi A4 profundiza todos los conceptos que han caracterizado al modelo desde su lanzamiento en 1994: estructura liviana y sólida, gran aerodinámica, mecánica de última generación, excelente habitabilidad, alto nivel tecnológico de seguridad y confort y, por supuesto, una dinámica impecable. ¿Cómo consiguió Audi todo esto? Simple: con un automóvil íntegramente nuevo en todos sus aspectos.

El espectacular tablero de LCD de 12,3” del inédito Audi Virtual Cockpit
El espectacular tablero de LCD de 12,3” del inédito Audi Virtual Cockpit

Las nuevas dimensiones (tanto exteriores como interiores son más grandes que la generación precedente), lo presentan a simple vista muy estilizado y con un tono tan elegante como deportivo, aunque conceptualmente no olvidemos que es un sedán familiar mediano.

Como en todos los modelos de Audi, el clásico frontal inspirado en el concept Nuvolari, sigue siendo la marca en el orillo también en este nuevo A4; aunque ahora con la parrilla, denominada Singleframe, más baja y ancha, que se fusiona muy bien con el estilo rasgado de los faros de xenón. Esta estética fluida y agresiva, más un cuidadoso tratamiento de los perfiles en la parte trasera (y del piso) hacen que, además, este A4 tenga una aerodinámica digna de un vehículo de competición, con un coeficiente de resistencia bajísimo (Cx 0,23).

Es conocido que Audi hace un culto de la construcción con materiales ligeros, algo que no podía faltar en este A4, que combina partes de aluminio y de acero liviano de alta resistencia para ofrecer una carrocería con 120 kg menos que el anterior, pero más resistente.

Ingeniería de precisión

Se trata de un propulsor moderno y refinado con doble inyección directa de combustible, sistema AVS (Audi Valve System) para la regulación de las levas, válvula eléctrica de descarga de la presión (wastegate) del turbocompresor y otros avances que le permiten entregar una potencia máxima de 252 CV entre 5000 y 6000 rpm y un par motor de 370 Nm (37,8 kgm) desde las 1600 hasta las 4500 vueltas.

En conjunto con la también nueva e impecable transmisión automática (con opción manual-secuencial con levas en el volante) S tronic del tipo de doble embrague de 7 marchas, más la conocida y eficiente tracción integral inteligente quattro, esta mecánica le permite al A4 acelerar de 0 a 100 km/h en 5,8 s. El consumo promedio, en tanto, es de 6,1 l/100 km.

La excelente pista de Termas, que combina todo tipo de curvas (enlazadas, horquillas, curvones), más diversas pruebas preparadas (esquives en velocidad, slaloms) le permitieron a este Audi A4 exhibir otras virtudes, como su estupendo comportamiento dinámico, que constituye un gran salto para el modelo, gracias al minucioso trabajo realizado tanto en el chasis como en las suspensiones (regulables y con sistema Multilink trasero) y la dirección (electromecánica), que permiten no sólo ofrecer un confort de marcha notable (sin vibraciones ni golpes), sino también un andar realmente deportivo, ágil y muy divertido. En paralelo, las pruebas también dieron cuenta de la alta eficiencia de los controles de estabilidad y tracción, y del sistema de frenos ABS.

El inconfundible frontal Singleframe de Audi es la insignia de proa de una carrocería que se destaca por sus líneas elegantes y de gran aerodinámica
El inconfundible frontal Singleframe de Audi es la insignia de proa de una carrocería que se destaca por sus líneas elegantes y de gran aerodinámica

Tanto la dirección (que se ajusta según la velocidad y el ángulo de giro del volante) como la amortiguación se configuran desde el sistema Audi Drive Select, que permite ajustar también los parámetros del motor, el acelerador, el control de velocidad adaptativo, la transmisión y otros, según los modos de marcha Comfort, Auto, Dynamic, Efficiency e Individual.

Además, este nuevo Audi A4 establece una vara muy alta para su segmento en materia de asistencias al conductor como el sistema predictivo para ahorrar combustible, el Lane assist (desvío del carril), el control de crucero adaptativo con Stop&Go (con asistencia en congestionamientos de tránsito), el Parking assist (estacionamiento) y otros para evitar colisiones en cruces y a baja velocidad.

La elegancia de las líneas exteriores continúa en el diseño interior, que impacta por su alto nivel de calidad percibida, el equipamiento y la tecnología. En especial, el espectacular Audi Virtual Cockpit, que se destaca en el gran tablero digital con pantalla de LCD de 12,3" que muestra el instrumental como si fuese analógico, mapas en alta resolución y toda la información de viaje. Además, cuanta con la nueva versión del sistema multimedia de información y entretenimiento MMI que se basa en una pantalla color de 8,3", audio Bang&Olufsen y alto grado de conectividad.

La gama, además de esta versión de 252 CV, incluye la 2.0 TFSI 190 CV Manual (US$ 50.700) y la 190 CV S tronic (US$ 53.700).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.