What’s News

(0)
21 de junio de 2016  

Oi, grupo brasileño de telecomunicaciones, se acogió a la ley de bancarrota días después de que colapsaran las negociaciones con sus acreedores. Se trata de la mayor quiebra corporativa en la historia del país. El documento presentado por Oi y seis subsidiarias indica que la deuda asciende a US$19.100 millones. El principal accionista es un vehículo de inversión, Bratel BV, formado por ex accionistas de Portugal Telecom. Entre los acreedores figuran los fondos Pimco, Citadel y Wellington.

  • Wal-Mart Stores, mayor cadena minorista del mundo, negocia la venta de Yihaodian, su plataforma de comercio en línea en China, a JD.Com, segunda mayor empresa de comercio electrónico del gigante asiático, como parte de una potencial alianza estratégica, indicaron las empresas. Wal-Mart recibirá una participación de 5% en JD, valorada en cerca de US$1.500 millones. La operación ayudará a JD.com a competir con el líder del sector Tmall, de Alibaba.
  • El Banco Central Europeo compró la semana pasada 2.000 millones de euros en bonos corporativos con lo que mantuvo un ritmo activo en su programa de estímulo que busca elevar la inflación en la zona euro. El ritmo deja al BCE camino a completar compras de casi 8.000 millones de euros de deuda de empresas al mes. Aunque pequeño en relación al programa de flexibilización cuantitativa bajo el cual compra 80.000 millones de euros al mes de deuda soberana, la entidad espera que el estímulo ayude directamente a reducir los costos de financiación para las empresas.
  • Fiscales alemanes iniciaron el lunes una investigación contra Martin Winterkorn, ex presidente ejecutivo de Volkswagen, y Herbert Diess, responsable de la marca de vehículos de pasajeros, por sospechas de no haber informado a tiempo a los inversionistas de pérdidas potenciales en conexión al escándalo de manipulación de pruebas de gases contaminantes en sus vehículos. Es la primera vez que Winterkorn, quien renunció en septiembre, es blanco de una investigación penal sobre el caso.
  • Sunway TaihuLight, una supercomputadora china fabricada con chips del país, se ubicó en el primer lugar de la lista de las 500 computadoras científicas más rápidas del mundo que se compila dos veces al año. La máquina tiene un desempeño casi dos veces más veloz que otro sistema chino con microprocesadores de Intel que ha liderado la lista por tres años y es cinco veces más rápida que el líder estadounidense.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.