Suscriptor digital

La AFIP accederá a los datos de las cuentas bancarias de los argentinos en Estados Unidos

Es en el marco de la ley FATCA de ese país; la AFIP ya se contactó con diplomáticos norteamericanos para comenzar a diseñar el convenio, que ayudará al éxito del blanqueo
Martín Kanenguiser
(0)
21 de junio de 2016  • 11:35

La Argentina y los Estados Unidos ya dieron los primeros pasos para negociar un acuerdo de intercambio de información tributaria sobre cuentas bancarias, que ayudará al éxito del blanqueo que promueve el Gobierno.

La Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP ) pidió una reunión con diplomáticos norteamericanos para discutir la implementación de un convenio en el marco de la ley de Cumplimiento Fiscal para Cuentas en el Extranjero (Foreign Account Tax Compliance Act, Fatca) de ese país, según pudo saber LA NACION.

El diario Ambito Financiero informó ayer que ambos gobiernos estaban comenzando a buscar ayer un acuerdo de intercambio de información tributaria en las próximas semanas, aunque el diálogo recién comienza.

Si llegara a tener éxito, un convenio de esta clase implicaría la apertura de datos de las cuentas bancarias de los argentinos en Estados Unidos, hasta ahora inexpugnables, porque ese gobierno no firmó el acuerdo de intercambio multilateral de información tributaria bajo el auspicio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE).

Este pacto, que comenzará a regir en 2017 para la mayoría de los 101 países que lo firmaron (salvo Suiza, que arrancará en 2018), implicará el traspaso automático de información impositiva.

Fatca fue impulsada por el Departamento del Tesoro de los EE.UU. para que, en principio, las entidades financieras de todo el mundo le aporten información al Servicio de Impuestos Internos de EEUU (US Internal Revenue Service, IRS), sobre las cuentas bancarias de norteamericanos en el exterior, con el objetivo de reducir la evasión en ese país.

La mayoría de los bancos argentinos que operan en los EE.UU. se anotaron ante el IRS para aportar esa información, porque de lo contrario el fisco norteamericano les retiene el 30% de su renta.

Hasta fines del 2014 se habían anotado Galileo Argentina, Prudential Seguros, Banco Macro, Banco del Tucumán, fideicomiso Supervielle Créditos, HSBC, BNP Paribas, Nativa, ICBC, Santander, Itaú, Compass, Tavelli, Banco de Valores, Compañía MetLife, Banco Columbia, Arpenta, American Express, Puente, Caja de Valores, BBVA Francés, SBS Asset Management, Comafi, Galicia, Tarjeta Naranja, Bradesco, Merrill Lynch, Allaria Ledesma, Cencosud, Mariva, Banco del Chubut, Banco Patagonia, Consultatio, Citicorp, Credit Suisse, Grupo Cohen, Banco de San Juan, Banco de Santa Fe, Banco de Entre Ríos, Raymond James, Piano, Corsiglia y Mapfre.

El Banco Central , en la gestión de Juan Carlos Fábrega, emitió la comunicación A 5581, que sostiene que en el marco del Fatca "las entidades financieras deberán arbitrar las medidas necesarias para identificar los titulares de cuentas alcanzados por dicho estándar".

Pero a los bancos se les presentaba un conflicto, porque esta cooperación chocaba con las leyes de secreto bancario y de protección de datos de la legislación argentina, a menos que se firmara un acuerdo de intercambio de información entre los organismos tributarios de ambos países (denominado IGA).

Durante la gestión de Ricardo Echegaray, la AFIP intentó avanzar en este sentido, pero la desconfianza generalizada en materia bilateral impidió cualquier tipo de acuerdo.

Ahora que mejoró sustancialmente el vínculo entre ambos gobiernos, el inicio de las negociaciones se destrabó, según confirmó LA NACION en Washington.

El abogado especialista en cuestiones tributarias Diego Fraga aseguró a LA NACION que "con un acuerdo como el que tienen Chile y Estados Unidos en el marco del Fatca, los gobiernos intercambian información financiera de todo tipo; así que los inversores argentinos que tienen algún depósito de Estados Unidos perderán el carácter de anonimato que tienen, lo cual impulsaría el blanqueo" que a fin de mes sancionaría el Senado.

Fraga explicó que, "mientras tanto, los bancos en la argentina le están dando información al fisco norteamericano; si bien había un conflicto con las leyes de secreto bancario y de protección de datos, la solución a la que llegaron es que entregan datos con la conformidad de los clientes".

"Un acuerdo Fatca le serviría al fisco argentino y, al mismo tiempo, a Estados Unidos, que quiere mostrar a la Argentina como un ejemplo para la región", concluyó.

El tributarista César Litvin agregó que "no es acuerdo como el de la Ocde, pero va a ser muy importante porque ya no quedaría ningún lugar accesible para el dinero no declarado en cuentas financieras".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?