Cómo crear una biblioteca súper funcional

Crédito: Simon Devitt
Un arquitecto neozelandés aplicó distintas estrategias que agigantan los 50m2 de su pequeña casa en Island Bay
(0)
22 de junio de 2016  • 12:35

En Island By, una zona costera neozelandesa a diez minutos de Wellington, el arquitecto Andrew Simpson y su mujer, Krysy Peebles construyeron su pequeño refugio. La casa compensa sus escasos 50m2 con un diseño de inmensa generosidad.

En la planta baja se encuentra el baño y una cocina-comedor abierto a la sala de estar. El nivel superior está el dormitorio desde donde se accede a la biblioteca que deja pasar la luz natural y, al mismo tiempo, ofrece privacidad aún estando en relación directa con la sala de abajo.

Este recurso es fácil de imitar y es ideal para un dúplex joven. Con simples cubos de mdf o madera, o con módulos hechos a medida se puede conseguir el mismo efecto. La idea es ganar espacios de guardado y delimitar un área sin recurrir a un cerramiento completo. Este último anularía el paso de la luz y haría que el espacio se percibiera como más pequeño.

Crédito: Simon Devitt

Si estás buscando más ideas para espacios pequeños no te pierdas la edición especial de LIVING con diez refugios pequeños –y de impronta mayormente moderna– ubicados desde la Patagonia a Finlandia, pasando por Nueva Zelanda, Uruguay y Francia. Todos tienen distinta tipología pero un espíritu común: responder al deseo primario de protección, conexión con la naturaleza, el ansia de liviandad y despojo, la necesidad ocasional de retirarse del ruido. Mirá el adelanto:

Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.