Allanaron el departamento de De Vido y su chacra de Zárate

Tras la autorización de la Cámara de Diputados, el juez ordenó buscar documentos y dinero
Maia Jastreblansky
(0)
25 de junio de 2016  

Agentes policiales, al retirarse de la vivienda
Agentes policiales, al retirarse de la vivienda Fuente: DyN - Crédito: P. Aharonian

Fue Julio De Vido quien recibió ayer a los efectivos de la Unidad de Investigaciones Especiales de la Policía Federal, cuando lo sorprendieron en su chacra del club Puerto Panal, en Zárate. El ex ministro buscaba descansar en el verde, tras una semana de conflictos judiciales y políticos, pero el operativo interrumpió su reposo. En simultáneo, otro grupo de agentes entraba al departamento que utiliza los días de semana en Capital Federal. Habían pasado apenas veinticuatro horas de la votación en la Cámara baja, que habilitó a la Justicia a efectuar allanamientos.

Durante más de cinco horas, ayer la Policía Federal efectuó los procedimientos en las viviendas del diputado del Frente para la Victoria. El operativo fue ordenado al mediodía por el juez federal Luis Rodríguez, quien lo investiga en la causa por enriquecimiento ilícito y que también tiene imputada a su mujer, Alessandra Minnicelli. El magistrado dispuso secuestrar libros contables, facturas, extractos bancarios y "establecer o no la presencia de alguna habitación, espacio o habitáculo que pudiera haber sido destinado al acopio de dinero".

Al departamento porteño, ubicado en Av. del Libertador 2275, en el barrio de Palermo, llegaron cinco efectivos de la Policía Federal, un comisario inspector y una agente vestida de civil. Minutos después, se sumaron tres miembros de la División Explosivos, cargando enormes baúles negros con ruedas y maletines plateados. En el interior, guardaban dispositivos para poder detectar, a través de maderas o paredes de durlock, posibles cavidades, bóvedas o cajas fuertes.

Según comentó el portero del edificio, fue Minnicelli quien le abrió la puerta a los policías. De Vido y su esposa alquilan ese departamento, que tiene 320 metros cuadrados y ocupa todo el décimo piso del edificio. Rodríguez busca, en particular, los libros societarios de la firma Uni Vite Argentina SA, dado que -antes de disolver la sociedad- su último socio informó como domicilio el departamento de la Avenida del Libertador donde vive el ex ministro.

El juez quiere clarificar cuál es la relación entre De Vido, Uni Vite SA y su ex contador, Julio César Barrera. Con ese objetivo, Rodríguez había ordenado a principios de mayo el primer allanamiento, que fue frustrado por los fueros legislativos del diputado kirchnerista. En su resolución, ayer el juez reconoció no haber tenido "certezas", en aquel entonces, de que esa era la morada del ex ministro, lo que pudo haber convertido en nulo el operativo.

A pesar de las idas y vueltas, el allanamiento se concretó ayer, 47 días después, y Rodríguez resaltó la "responsable conducta procesal" de los imputados.

El juez reconoció también la chacra de Puerto Panal como "lugar de residencia" de De Vido, dado que ese inmueble está a nombre de su esposa. Allí, donde el matrimonio pasa los fines de semana, ordenó la "apertura de cajas fuertes, armarios, portafolios o cofres". Además, pidió realizar un "relevamiento de la edificación" para conocer las comodidades del lugar, que tiene 600 metros cuadrados y una laguna privada.

Consultado por LA NACION, allegados de De Vido señalaron que el ex ministro "no hará comentarios sobre causas que lo involucran". Los abogados del estudio Virgolini & Maloneay, que lo asesoran, señalaron que su defendido "nada tiene que ver con Uni Vite SA".

De Vido y Minnicelli comenzaron a ser investigados por enriquecimiento ilícito en 2008, en una causa que nunca fue a fondo. Tras ser sobreseído en primera instancia, y luego de vaivenes judiciales, en junio del año pasado la Cámara de Casación ordenó reabrir el expediente. En su última declaración jurada el ex ministro informó bienes por casi $2 millones. Seis meses después de dejar el poder, vio a las fuerzas policiales entrar a su casa.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.