La vida minimalista en Japón vista desde adentro

Saeko Kushibiki en su living en Fujisawa
Saeko Kushibiki en su living en Fujisawa Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter
La tendencia de vivir con lo mínimo remite a su esencia zen y se encuentra tanto en sus alacenas como en las repisas del baño
(0)
30 de junio de 2016  • 00:59

Los japoneses tienen fama de minimalistas. En su gastronomía, su literatura y sus alacenas. Lo sabemos por las novelas de Haruki Murakami, las películas y las anécdotas de los que vuelven de Tokio con ganas de revisar sus armarios y regalar todo lo que no es imprescindible.

El fotógrafo Thomas Peter se propuso retratar esta idiosincrasia desde las entrañas de Japón, capturando el día a día de una familia. Del baño al living, prima el despojo y la prolijidad. Ver para creer.

Vajilla en la cocina de Saeko Kushibiki en Fujisawa, al sur de Tokyo
Vajilla en la cocina de Saeko Kushibiki en Fujisawa, al sur de Tokyo Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

Utensilios de cocina en la casa de Saeko Kushibiki
Utensilios de cocina en la casa de Saeko Kushibiki Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

Esponja en la cocina de Saeko Kushibiki
Esponja en la cocina de Saeko Kushibiki Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

El placard con la poca ropa de Saeko Kushibiki
El placard con la poca ropa de Saeko Kushibiki Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

Naoki Numahata conversa con su hija en living de su departamento en Tokyo,
Naoki Numahata conversa con su hija en living de su departamento en Tokyo, Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

La biblioteca mínma de Naoki Numahata en su departamento de Tokio
La biblioteca mínma de Naoki Numahata en su departamento de Tokio Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

El placard de la hija de Naoki Numahata
El placard de la hija de Naoki Numahata Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

La medias de Naoki Numahata
La medias de Naoki Numahata Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

Pocos elementos en la cocina de Naoki Numahata
Pocos elementos en la cocina de Naoki Numahata Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

la hija de 3 años de Naoki Numahata juega en el living de su departamento de Tokio
la hija de 3 años de Naoki Numahata juega en el living de su departamento de Tokio Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

Fumio Sasaki limpia su departamento en Tokio
Fumio Sasaki limpia su departamento en Tokio Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

Vajillas en la cocina de Fumio Sasaki
Vajillas en la cocina de Fumio Sasaki Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

El baño austero de Fumio Sasaki
El baño austero de Fumio Sasaki Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

El baño austero de Fumio Sasaki
El baño austero de Fumio Sasaki Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

Katsuya Toyoda se levanta de su cama en su departamento de Tokyo
Katsuya Toyoda se levanta de su cama en su departamento de Tokyo Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

Pocos muebles en el living de Katsuya Toyoda
Pocos muebles en el living de Katsuya Toyoda Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

El armario y la ropa de Katsuya Toyoda
El armario y la ropa de Katsuya Toyoda Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

Detalle de la poca ropa de Katsuya Toyoda
Detalle de la poca ropa de Katsuya Toyoda Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

Utensilios en la cocina de Katsuya Toyoda
Utensilios en la cocina de Katsuya Toyoda Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

Pocos elementos en el baño de Katsuya Toyoda
Pocos elementos en el baño de Katsuya Toyoda Fuente: Reuters - Crédito: Thomas Peter

Edición fotográfica: Dante Cosenza

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?