Candelaria Tinelli y su tatuaje ¿más polémico?

La diseñadora tomó una arriesgada decisión artística sobre su brazo izquierdo...
(0)
30 de junio de 2016  • 16:47

En cuestiones de tatuajes, nunca nada es suficiente -o demasiado- para Candelaria Tinelli . La joven ya había pasado su propio límite hace unas semanas, cuando decidió incursionar con los diseños de tinta en su rostro y ahora volvió a poner su "valentía" sobre la camilla.

Cansada de los distintos estilos que fue adoptando en estos años de "fiebre tatoo", la hija de Marcelo Tinelli quiso seguir las nuevas tendencias a nivel mundial.¿Qué hizo? Tiñó completamente de negro su antebrazo izquierdo. Así lo mostró en una foto que subió a su cuenta de Instagram:

? ( #blackouttattoo )

A photo posted by Lelé ?????? (@candelariatinelli) on

La técnica de "blackout" se popularizó hace algunos años entre quienes pretendían cubrir un viejo diseño sobre su piel sin tener que recurrir al láser, pero en el último tiempo se convirtió en toda un sensación entre los cultores de tatuaje.

La foto de Candelaria despertó todo tipo de comentarios por parte de sus seguidores: algunos se mostraron maravillados por la osadía, mientras que otros fueron sumamente críticos. Fiel al espíritu confrontativo que suele mostrar en las redes sociales, la diseñadora se tomó el trabajo de contestarle a los detractores y brindarles una lección. "No tengo todo el brazo negro... Es una parte. E investiguen un poco sobre el #blackwork así saben que no son 'manchas' y que el negro pleno se tatúa mucho", escribió.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?