Lo que no se vio del regreso de Susana Giménez a la televisión

Te contamos como se vivió la vuelta de la diva en el estudio
(0)
4 de julio de 2016  • 04:06

Fueron dos horas de programa en donde los televidentes pudieron disfrutar una vez más de una de las grandes divas de la televisión argentina. Susana Giménez volvió a la pantalla de telefé para entretener a su público, ganando la pulseada de rating y dando que hablar. Te contamos como se vivió el programa detrás de cámara.

Una escenografía única

Solo basta poner un pie en el estudio para quedar con la boca abierta ante la imponente escenografía. Enormes pantallas led que sirven para proyectar distintas imágenes, luces, el emblemático living y el escritorio de Susana, todo distribuido en un gran ambiente. Detrás de las cámaras en un costado se encuentra la banda que se encarga de musicalizar en vivo el programa, y un poco más atrás la tribuna para aquellos que quieren presenciar el show. En esta nueva temporada la producción no escatimó en gastos y le dio a su diva un estudio que es tan increíble en persona como a través de la pantalla.

Los vestidos de Susana

Si bien durante el programa se encargó de agradecer al diseñador Elie Saab por el vestido que utilizó para las gráficas del programa, el libanés no fue el único grande de la moda que se encargó de vestir a la diva para su regreso. El vestido rojo con detalles en dorado que usó Susana durante el primer programa es de la inglesa Jenny Packham cuyos modelos fueron lucidos también por Kate Middleton, Taylor Swift, Sandra Bullock y Kate Winslet entre otras figuras internacionales.

Los galanes que despertaron más suspiros

Después de Susana, eran sin duda los personajes más esperados de la noche. Los brasileros Sergio Marone y Guilherme Winter, protagonistas de Los Diez Mandamientos, fueron los más aplaudidos de entre los hombres, generando cada vez que se asomaban en el estudio gritos y suspiros de las fans que estaban en la tribuna. Muy simpáticos y agradecidos, los dos se acercaron a saludar a la gente una vez que terminó el programa y posaron para las fotos. Si bien ellos eran los más aclamados, no fueron los únicos que volvieron locas a las chicas. Mariano Martinez también enloqueció a los presentes al mostrar sus abdominales y no dejó de saludar y hacer caritas a la tribuna cuando las cámaras se apagaron.

Los nervios de La Sole

"La pasé muy bien pero estaba muy nerviosa", confesaba La Sole apenas terminó el programa. La cantante de Arequito fue la elegida para interpretar el himno nacional, algo que nunca se toma a la ligera. "Para mí es toda una responsabilidad porque si te llegas a confundir en algún momento puede ser muy duro. Además siempre es un honor interpretarlo", decía con una gran sonrisa después de haber superado la prueba de fuego.

Los más simpáticos

Mientras el programa salía al aire, en el backstage los invitados se divertían. Florencia Peña y Griselda Siciliani aprovecharon para sacarse fotos mientras charlaban, Diego Ramos también se sumó a la sesión. Una vez que las luces se apagaron, mientras algunos se escapaban a los camarines y otros saludaban a las fans, Peter Lanzani se quedó charlando en un costado con varias personas que se acercaron a saludarlo. Marley también fue uno de los más carismáticos, saludó a la mayoría del equipo y después brindó unas breves declaraciones a la prensa. Fue cuando la producción pidió que por favor despejaran el estudio que ambos se retiraron a buscar sus cosas a los camarines para poder volver a casa.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios