Si necesitás café ¡dale!

Crédito: Latinstock
Cada vez más estudios científicos demuestran que tomar café regularmente hace bien, incluso dentro de esquemas de alimentación natural
Daniela Chueke Perles
(0)
18 de julio de 2016  • 13:58

¿Viste ese momento del día en el que necesitás algo que te despierte y elegís tomarte un café? Te contamos por qué tu decisión tal vez sea muy acertada. Nuevas investigaciones demuestran que beber hasta tres tazas ( 300 miligramos de cafeína) por día es buen hábito que brinda varios beneficios demostrables para la salud.

¿Café tostado o café verde?

El grano de café, que se muele para preparar en infusión, esa bebida negra que conocemos como café, es la semilla tostada del fruto del cafeto.

La mayor parte de los 1000 compuestos presentes en el café, muchos de los cuales aportan beneficios a la salud, surgen a partir del proceso de tostación de las semillas, proceso que le da el color y aroma tradicional al grano de café.

Unos de esos productos, las melanoidinas, tienen un alto poder antioxidante y están relacionadas a la prevención de enfermedades.

Crédito: Latinstock

Se llama café verde a los granos de café sin tostar, que pueden consumirse enteros o molidos sin ningún agregado. Y según la nutricionista consultada actualmente el consumo de estos granos es muy bajo y se necesitan mas estudios y evidencias que puedan respaldar la seguridad para el consumo y para sustentar sus beneficios.

La nutricionista Andrea Rochaix afirma que "Los minerales, los antioxidantes y la fibra presentes en el café hacen que, dependiendo de la cantidad consumida y la regularidad, pueda ser considerado un alimento funcional. El consumo moderado de café, de hasta 3 tazas por día puede ser un buen complemento". Además, el café no aporta cantidades significativas de calorías. "En un gramo de café se presentan 2,4 calorías. A medida que le agregamos crema o azúcar, el aporte calórico y el contenido graso va aumentando", indica Rochaix.

Café y corazón

¿Te pasó que, café de por medio, alguna vez sentiste que podías solucionar un problema del corazón? Sea con esa amiga de la que un día te distanciaste o con ese candidato al que hace tiempo te querés acercar. Al final todo se resuelve con el viejo y sencillo ritual de "Tomamos un café". Entonces, si asociamos al café a los buenos momentos, a la conversación con amigos, con todo eso que pasa por nuestros sentimientos -nuestro corazón, en términos metafóricos-, cabe que nos preguntemos qué es lo que provoca el café en nuestro cuerpo y, más precisamente, a nuestro corazón -en términos orgánicos-.

Crédito: Latinstock

En lo que a salud del corazón se refiere, el médico cardiólogo Dr. Ricardo López Santi, director de la campaña 100 mil corazones, considera que dentro de un esquema de alimentación saludable el café ocupa un lugar que merece tenerse en cuenta. Inclusive, observa que es estrecha la relación que existe entre la alimentación y la prevención cardiovascular y contra las antiguas creencias de que el café podía provocar riesgos de arritmias u otras dolencias del corazón, el especialista aclaró que no existen evidencia actuales del riesgo de tomar café para la salud del corazón e, incluso, puede llegar a considerarse todo lo contrario.

Si se consume en forma moderada -dos a tres tazas al día - el consumo de café podría estar asociado a beneficios en la reducción de riesgo de eventos vasculares (cardiaco y cerebral) y en la prevención de un cierto tipo de diabetes (Diabetes 2).

Más energía para cerebro y músculos

Distintos estudios científicos recientes respaldan la costumbre de tomar café como un estimulante que aumenta la energía necesaria tanto para las actividades intelectuales como las deportivas.

Por otra parte, en cuanto al efecto de la cafeína, en estudios realizados los sujetos que consumieron una dosis baja (de 20 a 200 mg) indicaron que se sintieron con mayor energía, más eficientes, alertas y en mejores condiciones para el trabajo.

Según explica la Lic. en nutrición Andrea Rochaix el café tiene un efecto ergogénico, es decir que potencia el rendimiento físico. Y además, resalta que la Agencia Mundial Antidopaje lo ha quitado de la lista de sustancias prohibidas en enero de 2004.

Crédito: Latinstock

En el ejercicio aporta beneficios, como mejorar la perfomance, estimular el estado de alerta y la concentración, permite que las células puedan utilizar grasa como fuente de energía mas que glucógeno y modula la fatiga.

Además, el grano de café es rico en magnesio, sustancia que interviene en la formación de neurotransmisores y neuromodulares y en la relajación de los músculos.

Yoga: ¿sin café no hay prana?

La frase No coffee, no prana se atribuye a Sharath Rangaswamy, nieto de Sri Pattabhi Jois, creador del yoga Ashtangha. A partir de ese concepto se creó una división entre las escuelas de yoga que aceptan el consumo de café en la alimentación de los practicantes y aquellas que consideran que aconsejan descartarlo.

Entre estos últimos, por caso, se encontraba Indra Devi quien aseguraba haber dejado de tomar café cuando aprendía en India como discípula de Krishnamacharya: "No quiero que comas ninguna comida muerta", le dijo, a lo que la yogui replicó: "Soy vegetariana". "Ah, no sólo eso, también quita el azúcar, las harinas blancas, el arroz blanco, todo lo que viene en botellas y latas, el té y el café". El té puede ser, pero el café me gusta", dijo ella, a lo que el maestro respondió: "Veneno".

Sin embargo, muchas escuelas pro café aducen es que Krishnamacharya, en sus comienzos, cuando tenía pocos alumnos de yoga, trabajaba en una plantación de café y hay quienes aseguran que él mismo acostumbraba beber 5 tazas de café al día.

¿Te gusta el café? ¿Tenés alguna forma especial de prepararlo? ¿Cuál es tu coffe shop preferido? También: Moofing: trabajá conectada, fuera de la oficina y ¿Ya sabés qué activo antiage es para vos?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.