Suscriptor digital

La hora de los hackathons: una competencia para encontrar el mejor talento tecnológico

Las competencias de desarrollo de código son un eficaz método de motivación y retención de profesionales de informática y sistemas
Clarisa Herrera
(0)
11 de julio de 2016  

Agudizar el ingenio. Esa es la consigna para empresas tecnológicas interesadas en captar perfiles relacionados con la ingeniería informática y el desarrollo de sistemas, profesionales difíciles de reclutar y con alta rotación laboral por la fuerte demanda del mercado.

Conscientes de que se trata de perfiles muy seducidos por los desafíos técnicos, las empresas organizan maratones o competencias de desarrollo de código ( hackathons). En general, una consigna o un objetivo son el punto de partida para estas competencias tecnológicas, con un tiempo estipulado para el desarrollo y la entrega de resultados.

Desde GlobalLogic aseguran que los hackathons internos son un instrumento de formación e intercambio de experiencias. "La idea es resolver el desafío en un período corto. La mayoría de los casos resulta en un entregable concreto que le da sentido a horas y horas de trabajo maratónico", cuenta Sebastián Gryngarten, Managing Director de la firma.

Según Ingrid Astiz, especialista en metodologías ágiles e innovación, la ventaja es que el tiempo acotado y el objetivo claro generan un alto estímulo: "Sirven para aprender y entrenar habilidades, generar prototipos de soluciones, recibir retroalimentación, evolucionar como equipos de trabajo. Suelen ser una inyección de energía y entusiasmo, y estimulan la cultura de la innovación".

En Mercado Libre aseguran que los hackathons permiten a los empleados aprovechar al máximo sus habilidades: "Las soluciones han sido integradas a nuestra plataforma o han optimizado nuestros servicios", explica Gabriela Preto, Head de Recursos Humanos del área de IT de la firma.

Según Mario Bolo, profesor de la carrera en Administración y Sistemas del ITBA, las ideas innovadoras no necesariamente surgen en los departamentos de investigación y desarrollo. "En especial en organizaciones con personal altamente capacitado es muy frecuente que los empleados tengan ideas innovadoras, sobre todo aplicables a su trabajo cotidiano."

En Calipso organizan periódicamente concursos internos. "Surgen ideas muy buenas que mejoran la ergonomía del producto, la productividad en la implementación, la velocidad de respuesta ante inconvenientes. Permite ver aspectos de los chicos que en la diaria a veces no surgen", comenta Pablo Iacub, presidente de la compañía.

En el caso de Globant, los hackathons son siempre mixtos: para empleados y la comunidad en general. "Los que participan lo hacen por un interés en una tecnología determinada o por el desafío técnico que conlleva. Les sirve para formarse, compartir el conocimiento y relacionarse con pares, y así la empresa está a la vanguardia del conocimiento todo el tiempo", cuenta Guibert Englebienne, CTO y cofundador.

Los hackathons que llevan adelante en Belatrix Software son el resultado de una plataforma de innovación de la propia compañía. "Es un marketplace de ideas, en la cual cada colaborador tiene una cantidad de puntos que pueden usar para apoyar ideas que otras personas comparten", dice Fernando González Aguirre, Marketing Director.

Para Mariano Amartino, director global de Wayra, las maratones tecnológicas son formas de optimizar los procesos: "Podés encontrar patrones que antes no veías y formas creativas de usar tus datos para crear nuevos productos o mejorar los actuales".

En Pioncenot, una company builder con foco en FinTech, su último hackathon fue dedicado a una de sus startup, una nueva alternativa de financiamiento para pymes. "La solución ganadora y varias más que surgieron tuvieron impacto directo, de mejorar el scoring automático a reducir el costo de operaciones", cuenta Augusto Fernández Villa, cofundador y COO.

En este sentido, Mariano Capurro, director de Ingeniería de MuleSoft, indica cómo se benefician de estos espacios: "Es muy bueno para motivar a los desarrolladores y darles visibilidad con el equipo ejecutivo con sede en San Francisco, ya que es común que el fundador de la empresa y el CTO sean parte del jurado que elige los mejores proyectos".

Nicolás Loreti, Manager Talent & Data de Tienda Nube, cuenta que en el último hackathon cada persona decidió en cuál de los proyectos elegidos quería trabajar: "Generó una motivación enorme, son en su mayoría proyectos que en el día a día no se pueden ejecutar porque en general lo urgente le gana a lo importante".

En Medallia realizan en promedio dos hackathons por año en el equipo de ingeniería distribuido entre Buenos Aires y Palo Alto. "Se elige la temática (seguridad, calidad, innovación), la duración (uno o varios días) y hasta el tema; hemos tenido hackathons con temática de Game of Thrones o Volver al futuro", comenta Guido de Caso, gerente de tecnología para la Argentina, quien asegura que las ideas que surgen son efectivas: "Sirven como incubadora de ideas nuevas que luego son desarrolladas y comercializadas durante los meses siguientes".

Trabajo en equipo

Los hackathons son una buena ocasión para ver el talento en acción. "Podés ver a la persona interactuando y trabajando en equipo", explican en la empresa Wayra.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?