Al final, Mauricio Macri asistió al cierre del desfile militar en el Campo de Polo

Macri, contento junto a Marcos Peña
Macri, contento junto a Marcos Peña Crédito: Daniel Jayo
El Presidente había dicho que no asistiría por estar "cansado", pero cambió de opinión; recibió críticas por su primera decisión; miles de personas participaron de los festejos
(0)
10 de julio de 2016  • 13:57

El presidente Mauricio Macri asistió finalmente esta tarde al desfile de bandas militares en el campo de Polo de Palermo por el Bicentenario de la Independencia, a pesar de que horas antes había anunciado en su cuenta de Twitter que no se presentaría por estar "cansado".

"Cansado por la extenuante gira y actos, lamento no poder asistir a los desfiles de hoy. Espero que se acerquen a Palermo y los disfruten", había dicho luego de su gira la semana pasada por tres países de Europa y una ciudad de los Estados Unidos, y el viaje posterior a Jujuy y Tucumán, para recibir en Humahuaca y celebrar en la Casa Histórica los 200 años de la declaración de la Independencia argentina.

No se informaron los motivos por los que el primer mandatario cambió de opinión, pero cerca de las 14 fue el cierre del desfile del bicentenario. Junto a su jefe de Gabinete Marcos Peña, Macri saludó a la la multitud que se encontraba reunida en Palermo para ver el desfile y presenció la interpretación del Himno Nacional desde las gradas del campo de Polo.

Macri presenció durante una hora la festejada actuación de bandas militares y se retiró del predio en el helicóptero de la Presidencia.

El Presidente asistió al festejo en el Campo de Polo junto a cinco de sus ministros: Marcos Peña (jefe de Gabinete), Esteban Bullrich (ministro de Educación), Patricia Bullrich (de Defensa), Sergio Bergman (de Ambiente) y Julio

Fuertes críticas se suscitaron en las redes sociales por la primera decisión de Macri de no asistir.

Los festejos oficiales

El desfile, iniciado a las 11, se realizó a lo largo de la avenida del Libertador con punto de partida en el cruce con la calle Salguero, desde donde las bandas y las formaciones militares avanzaron hasta llegar al Campo de Polo, ubicado en Libertador y Dorrego.

El recorrido tuvo momentos altamente emotivos, como cuando desfilaron los Veteranos de la Guerra de las Malvinas, en medio de la ovación del público. Un punto oscuro fue la presencia del ex líder carapintada Aldo Rico, quien se filtró en el desfile.

Participaron bandas de Bolivia, Paraguay, Chile, Uruguay, Estados Unidos, Francia Italia, España, Marruecos, Brasil y Perú y siete bandas nacionales representativas de la Policía Federal, la Prefectura Naval, la Gendarmería, la Armada, la Fuerza Aérea, el Ejército, y la fanfarria Alto Perú.

A continuación del pasaje de las bandas se inició el desfile de aproximadamente 4.000 efectivos de las Fuerzas Armadas.

Ya en el Campo de Polo cada banda puso en escena un repertorio propio de música representativa de su país con una sucesión de presentaciones muy aplaudidas por el público, que colmó las tribunas del estadio deportivo.

En ese marco, la banda de concierto del Ejército de Chile sorprendió a la gente con una magnífica interpretación de clásicos de Astor Piazolla, como Adios Nonino y Libertango, en tanto que la banda italiana deleitó a los presentes con tradicionales canzonetas de su país, como Funiculi funicola.

También obtuvieron un especial reconocimiento las bandas de Marruecos, cuando interpretó "No llores por mi Argentina", y la de Francia, que tocó Mi Buenos Aires Querido, acompañando los acordes musicales con una versión cantada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.