Rodríguez Saá: el "ninguneo" que explica su faltazo a la celebración patria en Tucumán

(0)
11 de julio de 2016  

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá
El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá Fuente: Archivo - Crédito: Twitter @rodriguez_saa11

"Estamos cansados del ninguneo, de ser discriminados", fue la frase más repetida en las redes sociales surgidas de tierras puntanas. Es que los funcionarios y militantes del PJ de San Luis salieron a defender con todas las garras la decisión del gobernador Alberto Rodríguez Saá, que quedó en la historia por no haber asistido (ni enviado a ningún funcionario) a la Casa de Tucumán, donde el presidente Mauricio Macri y el resto de los mandatarios provinciales firmaron un acta compromiso con motivo del Bicentenario. Después de unas horas de silencio (su ausencia sorprendió por completo a los organizadores), el gobernador dijo al Diario de la República (propiedad de su familia) que la declaración que se firmó en Tucumán era "muy lavada" y que prefirió quedarse "acá, con los latidos del corazón de Villa Mercedes", dijo, en relación con los actos puntanos por la independencia. "Es un mesiánico. En 1816 nuestro representante en Tucumán fue Pueyrredón. Qué diferencia, ¿no?", se quejó un opositor al gobernador puntano, que se enojó porque en una reciente reunión con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, no se discutieron fechas de pago para deudas que le reclama la provincia a la Nación.

Caza de militantes: enfrentados por el kirchnerismo

Amado Boudou no es por estos días una figura que sume votos; más bien todo lo contrario. Tampoco parece ser un aglutinador de voluntades el ex vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto. Sin embargo, ambos comparten realidades: tienen problemas en la Justicia (Boudou, por Ciccone, entre otras causas; Mariotto, por el Fútbol para Todos) y comparten espacio político desde la semana pasada. Boudou estampó su firma en la ficha de afiliación del partido Miles por Tierra, Techo y Trabajo, la agrupación que lidera Luis D'Elía, con reformulación en su denominación (era, simplemente, Miles). El presidente del partido es Mariotto, uno de los más férreos kirchneristas. "Es un patriota. Un orgullo que se afilie a Miles", dijo D'Elía de Boudou. "Somos el partido kirchnerista por excelencia", agregó el líder piquetero. Sin embargo, Miles no está solo en la disputa por lo que queda del kirchnerismo. El Nuevo Mas, alineado con la izquierda, busca que los militantes kirchneristas decepcionados de la corrupción se pasen a su bando. Así lo dejó en claro Manuela Castañeira en una carta que difundió, dirigida a la militancia kirchnerista y titulada "¡Es hora de que te sumes a la izquierda!".

Agasajo: un europeo dio cátedra de defensa de la competencia

Las relaciones de la Argentina con la Unión Europea están en su mejor momento. Cecilio Madero (foto), que es director general para la Defensa de la Competencia en la Comisión Europea, pudo dar muestras de ello. Este funcionario, que se hizo conocido en Europa por dirigir la famosa investigación y millonaria multa contra las prácticas comerciales desleales de Microsoft, fue agasajado en su paso por Buenos Aires. Allí dio cátedra de los mecanismos de combate de la UE contra las prácticas monopólicas. En un cálido almuerzo organizado por su viejo amigo el radical Pablo Garzonio, Madero mostró sus destrezas ante un público selecto y maravillado. Entre otros, lo escuchaban atentos Esteban Greco, que es presidente de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia; el secretario legal y técnico, Pablo Clusellas; Héctor Huici, secretario de Comunicaciones; Fulvio Pompeo, de la Secretaría de Asuntos Estratégicos; Gustavo Zlauvinen, subsecretario de Relaciones Exteriores, y Luis Lozano, que es presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad. Madero estuvo acompañado por el embajador de la UE, José Ignacio Salafranca. No faltaron en la charla el tema Brexit y las nuevas relaciones de Macri con la UE.

Portugal: festejos de Moscariello por partida doble

Hubo festejos por partida doble ayer en Lisboa en la embajada argentina. El embajador en Portugal, el macrista Oscar Moscariello, saludó efusivo a las autoridades de ese país por la victoria futbolística de la Eurocopa. Pero también celebró a lo grande la fiesta del bicentenario de la independencia argentina. El festejo argentino en Portugal no es menor. En el acto que lideró en los claustros del emblemático Monasterio de los Jerónimos de Belén, en Lisboa, ayer Moscariello destacó que Portugal fue el primer país en reconocer la independencia de la Argentina. Según recordó el embajador macrista y ex dirigente de Boca Juniors, fue en ese monasterio donde los representantes lusos firmaron, en 1985, su adhesión a la Comunidad Económica Europea y fue también donde la UE tomó un nuevo rumbo, en 2007, firmando el Tratado de Lisboa. A la recepción asistieron más de 400 personas, y en su discurso Moscariello agradeció al Estado portugués por poder festejar en un lugar tan importante para su historia el bicentenario argentino y recordó las excelentes relaciones que siempre han existido entre ambos países. Unas horas más tarde, el embajador llamaba a varios funcionarios de Portugal para felicitarlos por la Eurocopa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.