Suscriptor digital

El día en que desapareció el esqueleto de Gualicho

Durante tres años, los científicos no supieron dónde estaba el fósil
(0)
14 de julio de 2016  

En 2007, un incidente en la ruta con uno de los vehículos del equipo de Sebastián Apesteguía interrumpió la expedición y la recolección de los restos del dinosaurio Gualicho en un campo de Río Negro. Entonces, decidieron protegerlo con yeso para continuar la tarea al año siguiente. Pero en 2008, nuevas autoridades provinciales les negaron los permisos necesarios para regresar. Al poco tiempo, los restos del dinosaurio desaparecieron.

Según reconstruyó el equipo de científicos recién en 2011 se pudo conocer que personal del Museo Patagónico de Ciencias Naturales de General Roca había extraido los huesos protegidos. En 2012, Peter Makovicky, del Museo Field de Chicago, pudo dar con el lugar donde estaba el esqueleto y lo fotografió. Pasó un año para que el equipo pudiera comenzar a estudiar y ponerle nombre a su descubrimiento.

Además de Apesteguía y Makovicky, en el estudio de Gualicho participaron Nathan Smith, del museo de Los Ángeles, y Rubén Juárez Valieri, de la Secretaría de Cultura de Río Negro.

Ayer, durante la presentación del dinosaurio en el Centro Cultural de la Ciencia, el ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, Lino Barañao, dijo que se trabaja con las provincias para evitar dificultades como las que tuvo el equipo de Apesteguía "sin menguar el patrimonio local"

Por su parte, el presidente del Conicet, Alejandro Ceccatto, destacó "la profesionalidad en la paleontología" del país. "La Patagonia es un extraordinario laboratorio natural para los paleontólogos argentinos", dijo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?