Murió el cineasta Héctor Babenco

Héctor Babenco murió en su casa
Héctor Babenco murió en su casa Fuente: Archivo
El realizador argentino naturalizado brasileño tenía 70 años y fue víctima de un paro cardíaco; entre sus films más conocidos se encuentran El beso de la mujer araña, Pixote, Carandiru y El amor es un eterno vagabundo
Alberto Armendáriz
(0)
14 de julio de 2016  • 10:12

RIO DE JANEIRO.- El cineasta argentino naturalizado brasileño Héctor Babenco , director de premiadas películas como El beso de la mujer araña, Carandirú y Pixote, murió anoche a los 70 años en la ciudad brasileña de San Pablo, donde estaba radicado desde la década del 60.

Babenco, nacido en Mar del Plata el 7 de febrero de 1946, se recuperaba en su casa de un procedimiento quirúrgico al que había sido sometido el martes, pero sufrió un ataque cardíaco cerca de la medianoche y fue trasladado de urgencia al Hospital Sirio-Libanés, donde murió poco después, según confirmaron esta mañana una de sus ex mujeres, la galerista Raquel Arnaud. El galardonado cineasta, que hizo casi toda su carrera en Brasil, había estado casado antes con la actriz Xuxa Lopez y desde 2010 estaba en pareja con la también actriz Bárbara Paz, quien anoche se encontraba en Río de Janeiro protagonizando la obra La gata sobre el tejado de zinc caliente.

Según informó el productor de sus films, Marcelo Torres, el velatorio se realizará mañana en la Cinemateca Brasileña, en San Pablo, ciudad en la que el director, de origen judío ucraniano-polaco, se estableció a los 19 años por considerar "sofocante" el ambiente el ambiente antisemita en la Argentina.

Iniciado en el cine de la mano del brasileño Roberto Farias, Babenco hizo sus primeros trabajos como productor y guionista de documentales y en 1975 debutó como director de su propio largometraje, El rey de la noche. Su gran reconocimiento de la crítica y el público le llegaría pocos años después con el drama Pixote, sobre un chico de la calle y su relación con una prostituta, que es considerado hasta el día de hoy como una de las películas más realistas sobre los problemas sociales de Brasil.

Babenco ganó fama mundial en 1985 con la versión cinematográfica de El beso de la mujer araña, basada en la novela del argentino Manuel Puig. La película, protagonizada por William Hurt, Raúl Juliá y Sonia Braga, fue nominada al Oscar a la mejor película extranjera y le valió una estatuilla como mejor actor a Hurt. Gracias al éxito del film, el cineasta fue llamado para trabajar en Hollywood, donde en 1987 dirigió a Meryl Streep y Jack Nicholson en El amor es un eterno vagabundo. En 1991 tuvo a su cargo la dirección de Jugando en los campos del Señor, con las actuaciones de Tom Berenger, Daryl Hannah, John Lithgow y Kathy Bates.

De vuelta en Brasil, en 2003 gozó de otro gran éxito con Carandiru, protagonizado por Luiz Carlos Vasconcelos, Wagner Moura, Rodrigo Santoro, Lázaro Ramos y Caio Blat, que cuenta la historia de la masacre en una notoria cárcel de San Pablo. En 2007 llevó a la pantalla grande la novela de Alan Pauls El pasado, filmada en Buenos Aires, con Gael García Bernal, Moro Anghileri y Analía Couceyro.

Su última película, Mi amigo hindú, estrenada el año pasado en Brasil, tiene muchos elementos autobiográficos; cuenta la historia de un cineasta (Willem Dafoe) que lucha contra un tumor agresivo. Babenco había sufrido un cáncer en el sistema linfático a fines de los 90 y enfrentó largas sesiones de quimioterapia que sirvieron como eje para el film.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?