Por primera vez, no habrá un Gran Campeón de la raza Holando Argentino en la Rural

Fernando Bertello
(0)
23 de julio de 2016  

Por primera vez en su historia, en la Exposición Rural de Palermo no se elegirán grandes campeones de la raza Holando Argentino, la principal productora de leche del país. En la muestra sólo hay ocho animales, mucho menos que los 54 del año pasado y de los 30 que exige el reglamento de la Sociedad Rural Argentina (SRA) para que una raza pueda consagrar grandes campeones.

Las inundaciones de abril pasado, que pegaron duro en las cabañas lecheras de Santa Fe y Córdoba, donde se encuentra la mayor cuenca productiva, y la pérdida de rentabilidad en el negocio para los tamberos, que denuncian que están cobrando un precio que no cubre sus costos, terminaron de espantar a quienes tenían la intención de venir a exponer sus animales para ir detrás de los premios mayores. De hecho, sin grandes campeones, sólo se elegirán campeones.

La estancia La Elisa y Teodoro Mulder, de la cabaña El Solaz, de Brandsen, son los únicos expositores de Holando. Para una raza que en 1971 supo tener 500 animales en exhibición, superando aquella vez a los Angus, la principal raza de carne, el actual presente es crítico.

"Hace 52 años que vengo a Palermo y nunca vi algo así. Es la primera vez que hay esta cantidad de animales", contó Mulder. De los ocho animales Holando, este cabañero trajo tres (dos hembras y un macho). Le dolía la sola imagen de que este año no hubiera animales Holando en Palermo. Por eso, hizo un sobreesfuerzo para estar.

"Me daba pena que en los 150 años de la Rural no hubiera Holando. Para mí, este año fue un esfuerzo enorme venir", precisó. Para una cabaña, participar en Palermo con 10 a 12 animales representa un costo de 160.000 a 180.000 pesos.

Los que siguen en la actividad se resisten a desprenderse de sus vacas. "Nací entre las vacas y lo último que se me cruzaría por la cabeza es dejar las vacas Holando, pero me estoy descapitalizando. Estoy vendiendo vaquillonas sin servicio y algunas preñadas para subsistir. A estas vaquillonas las tendría que haber dejado para que den leche el día de mañana", afirmó.

Este productor, que tiene un tambo chico de 100 vacas en ordeñe, señaló que mientras el valor pagado al productor ronda el promedio de $ 4,14 el litro, los costos van de $ 4,50 a 5,40 pesos el litro.

Pese al mal momento para la producción, el miércoles pasado se conocieron dos noticias que causaron sorpresa e indicarían que hay esperanzas de que la situación cambie en algún momento. El remate de 40 vaquillonas preñadas de la raza arrojó un promedio de $ 24.000, en tanto que la subasta de 83 terneras sin servicio (es decir, sin preñar) dio un promedio de $ 12.400. Mulder cree que esos precios, que considera "buenos", reflejan que "esto va a cambiar", dijo. Por ahora, la pasa mal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.