Suscriptor digital

Parto domiciliario: inédito juicio por la muerte de una beba en Neuquén

Por primera vez, imputan a una pareja por homicidio culposo; el caso sucedió en mayo pasado; el fiscal descarta la prisión pero pide imponer tareas comunitarias
Soledad Vallejos
(0)
26 de julio de 2016  

Nacer en el hogar, una práctica cada vez más difundida
Nacer en el hogar, una práctica cada vez más difundida Fuente: LA NACION - Crédito: Shutterstock

Tomaron la decisión de afrontar un parto domiciliario, pero en condiciones extremas: sin partera ni asistencia médica. La beba falleció y, según datos de la autopsia, la causa de su muerte fue por asfixia y otras complicaciones relacionadas con su posición; nació de nalgas. El hecho sucedió en Neuquén hace más de dos meses, y ahora la Justicia los investiga como responsables. Se trata del primer caso en el país en el que los padres son imputados por homicidio culposo tras un parto domiciliario.

El hecho sucedió el 11 de mayo pasado, cuando un hombre de 32 años y su mujer, de 26, llegaron al hospital Bouquet Roldán con una beba recién nacida sin signos vitales. Le dijeron a los médicos que el parto se había desatado en forma imprevista en el auto, pero el personal médico que los asistió sospechó, porque la beba estaba higienizada. Intervino luego Maximiliano Breide Obeide, de la Fiscalía de Delitos Violentos contra las Personas, que ordenó allanar el domicilio. Se comprobó que el nacimiento había sucedido en la casa y no en el auto.

La causa se tramita ante la jueza penal del Niño y del Adolescente de Neuquén, Carolina García, que ya rechazó el pedido de sobreseimiento planteado por Carlos Aquistapace, defensor oficial de los padres de la beba que fueron identificados sólo por sus iniciales S.N. y M.S. Se sabe, además, que la beba era su primera hija. La jueza avaló la imputación de homicidio culposo del fiscal, que pide que la pareja cumpla con tareas comunitarias y cursos sobre la cuestión obstétrica, pero que no reciba una sanción de prisión.

Según datos de la Asociación Argentina de Parteras Independientes, el número de partos domiciliarios se triplicó en los últimos años, como también las denuncias por violencia obstétrica que muchas mujeres padecen en los hospitales públicos y los centros de salud privados. Pero la particularidad del caso y su inédito desenlace judicial reabren el debate entre los expertos respecto de los partos en las casas particulares.

"El debate se genera en un contexto muy particular, porque el nacimiento se produjo sin ningún tipo de asistencia, ni siquiera el de una partera. Y no se trata aquí de una situación de marginalidad ni bajos recursos, porque fue una decisión tomada en una familia de un nivel socio económico alto -señaló Breide Obeid-. No hubo ni un seguimiento del embarazo ni se tomaron los mínimos recaudos. La pena no es una solución y los padres han sufrido demasiado, pero desde la Fiscalía lo que se ha cuestionado no es el parto domicilario, sino el método usado. Buscamos con la pena, que serán tareas comunitarias y un curso de concientización que deberán realizar los padres, que se difunda un mensaje de responsabilidad. Algunas manifestaciones sobre el parto domiciliario se han banalizado."

La doctora Alejandra Avendaño -médica obstetra y parte del equipo Nacer en Familia- realiza un promedio de cuatro partos domiciliarios por mes, y además lleva 27 años de trabajo en un hospital público. "Una cosa es que el parto sea natural y otra muy distinta es minimizarlo. El parto debe ser un evento natural, que debe ser respetado según lo dice la ley [25.929, sancionada en 2004 y reglamentada en 2015], y puedo asegurar que muchas veces no se cumple. El sistema es también responsable, porque las situaciones de violencia obstétrica han llevado a las mujeres a querer salir de ahí. El mismo sistema las expulsa y la mujer corre el riesgo de que la engañen, de que la seduzca un "chamán" y les venda un parto humanizado que no es tal. Hoy las doulas están de moda pero ningún hospital las acepta, y una doula no está capacitada para atender sola una situación de emergencia".

En otros países, como en Gran Bretaña, compara la experta, el parto domiciliario es una política nacional. En Londres, por ejemplo, según relata Jimena Sánchez Hermida, una argentina que vive allí y tuvo a sus dos hijos acompañada por una doula, la mayoría de la población se atiende en el sistema público de salud: "Hay tres opciones, tener un parto en lo que se denominan Centros de Nacimiento, un parto domiciliario o uno medicalizado. Y la mayoría de las veces, siempre que se trate de un embarazo normal y sin riesgo, se alientan las dos primeras opciones".

Para el doctor Diego Halle, obstetra y director de Comparto, centro especializado en parto humano, no puede realizarse un parto domiciliario sin que esté previsto un plan B ante cualquier contingencia. "El trabajo de parto es un proceso fisiológico natural, y creo que debe promoverse de tal manera. Si la decisión es tener un parto domiciliario hay que tener en cuenta que de presentarse una complicación las posibilidades de resolución disminuyen y la vida de la madre y del bebe corren peligro. Debe haber un plan B que esté bien aceitado, un médico al que acudir por si una dificultad se presenta, un hospital cerca que pueda atender esa urgencia."

Hay 7500 partos en casa por año

  • Es una práctica poco frecuente, pero cada vez más difundida. Cada año nacen en el país unos 7500 niños fuera de los hospitales. El Ministerio de Salud de la Nación apunta que es sólo el 1% de los nacimientos anuales. El año pasado, la Asociación Argentina de Parteras Independientes reclamó una ley que los regule.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?