Pequeños cuidados ambientales para mejorar la salud de los más chicos

Se trata de una iniciativa de la ONG Salud sin Daño que propone que se cuide a los niños en hospitales y en sus hogares a través de acciones que eviten distintos tipos de contaminación
Laura Rocha
(0)
27 de julio de 2016  • 00:09

La gestación y los primeros años de vida son fundamentales para el desarrollo humano. Pero los profesionales de la salud prestan cada día más atención a los factores ambientales. Luego de años de investigación y de estudios internacionales que dan cuenta del aumento de la morbilidad a causa de los distintos tipos de contaminación, en la ciudad de Buenos Aires, en Rosario y en Pilar los hospitales trabajan en acciones para la atención de los bebes, los niños y las mujeres embarazadas.

Usar pinturas libres de plomo para la habitación del recién nacido, utilizar telas orgánicas si se van a colocar cortinas, evitar el uso de desodorantes de ambiente, usar envases de vidrio y evitar al plástico así como también elegir alimentos de estación y tratar de evitar las conservas. Estas son algunas de las recomendaciones para los hogares que médicos de hospitales públicos y privados empiezan a difundir entre sus pacientes.

La iniciativa se denomina Pequeños cuidados, por un mundo saludable y fue lanzada por la ONG Salud sin Daño, que propone que la salud de los más pequeños sea cuidada en espacios que favorezcan y promuevan su protección también desde el punto de vista ambiental.

A la propuesta adhirieron la Sociedad Argentina de Pediatría y es promovida por el Hospital General de Agudos Juan A. Fernández, de la Ciudad de Buenos Aires, el Hospital Italiano de Buenos Aires, el Hospital Universitario Austral, en Pilar, y el Hospital Dr. Roque Sáenz Peña, en Rosario, Santa Fe.

"Con esta iniciativa, buscamos llamar la atención sobre esos factores ambientales que pueden tener efectos sobre la salud y comenzar a prevenirlos. A la vez, creemos que aquellas acciones que puedan convertirse en hábitos saludables desde los inicios de la vida pueden determinar los siguientes años de desarrollo y crecimiento para bien de las personas", explica Verónica Odriozola, directora ejecutiva de Salud sin Daño para América latina.

Adiós al mercurio

Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

Estas nuevas prácticas sanitarias comenzaron de a poco con los establecimientos que adhieren a ser hospitales verdes. Por caso, hace una década comenzó lentamente la movida con la eliminación del mercurio en termómetros y tensiómetros, el cambio de las tradicionales placas radiográficas por imágenes digitalizadas, la separación de los residuos y la inclusión de una huerta en algunos predios.

Mirta Borrás, médica pediatra y toxicóloga de la División de Toxicología del Área Ambiental del Hospital Fernández y presidenta de la comisión de salud infantil y ambiente de la Sociedad Argentina de Pediatría, recuerda que cuando propuso en el hospital el cambio fue complicado. "Al principio nos costó. El mercurio es un metal que da una herramienta de mucha precisión; sin embargo cuando sabemos que hay alternativas y es menos contaminante no hay excusa para no cambiarlo. Cuando empezamos con el mercurio lo nuestro se extendió hasta las escuelas y fue muy importante el cambio de mentalidad", dijo la especialista, que contó que hubo que recurrir a teatralizaciones ante la negativa del uso del termómetro digital porque los profesionales aseguraban que tardaba mucho en marcar la temperatura corporal.

Esta nueva etapa del proyecto para los hospitales pretende extenderse hasta los hogares. "Se trata de una etapa nueva en la que pretendemos que la información que ya tienen los hospitales se multiplique a los consultorios y a los hogares. En este momento estamos trabajando para que las recomendaciones puedan conocerse, por ejemplo, en las salas de espera", agregó Odriozola.

"Estamos expuestos todo el tiempo a contaminantes que tal vez no se manifiestan inmediatamente sino que hasta pueden saltar una generación, cuando se trata de contaminantes tóxicos", ejemplificó Borrás, al referirse a la contaminación por plomo y el daño neurológico severo que causa.

El último informe de la OMS da cuenta de que en 2012 perdieron la vida 12,6 millones de personas por vivir o trabajar en ambientes poco saludables: casi una cuarta parte del total mundial de muertes. Los factores de riesgo ambientales como la contaminación del aire, el agua y el suelo, la exposición a los productos químicos, el cambio climático y la radiación ultravioleta, contribuyen a más de 100 enfermedades o traumatismos.

Según se indica en el informe, los más afectados por los riesgos ambientales son los niños pequeños y las personas mayores, en concreto los menores de cinco años y los adultos de 50 a 75 años. Cada año podría evitarse la muerte de 1,7 millones de menores de cinco años y de 4,9 millones de adultos de entre 50 y 75 años con una mejor gestión del medio ambiente. Las infecciones de las vías respiratorias inferiores y las enfermedades diarreicas afectan sobre todo a los menores de cinco años, mientras que las personas mayores son las más afectadas por las enfermedades no transmisibles.

Hospitales verdes

La Red Global de Hospitales Verdes y Saludables es una comunidad mundial de hospitales, sistemas de salud y organizaciones profesionales y académicas que buscan reducir su huella ecológica y promover la salud ambiental pública.

Hasta junio de 2016, la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables tiene 682 de 38 países de todo el mundo que representan los intereses de 20.770 hospitales y centros de salud.

La red de hospitales propone un decálogo de acciones "verdes", entre las que se encuentran el tratamiento de residuos, el ahorro de energía y la eliminación y el reemplazo de sustancias químicas. Lo que se les pide a los establecimientos miembros es que, al menos cada año, comience a trabajarse en dos de estos propósitos.

En la Argentina hay unas veinte instituciones públicas y privadas que forman parte de esta red, entre ellos los hospitales públicos Fernández, Rivadavia, Garrahan y El Cruce, así como privados como el Italiano, el Alemán, el Británico y dependencias públicas del área de Salud de varias provincias.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.