Quién es el emir de Qatar y cómo deberá comportarse Macri ante su presencia

Tamim bin Hamad llega al país para reunirse con el presidente
Tamim bin Hamad llega al país para reunirse con el presidente Fuente: AP
Tamim bin Hamad llegó al país para reunirse con el presidente y estrechar la relación bilateral; qué dice el protocolo
(0)
28 de julio de 2016  • 13:06

Tiene apenas 36 años y es más rico que la Reina Isabel II. Cinco veces más rico. Tamim bin Hamad, el emir de Qatar que asumió el cargo tras la sorpresiva abdicación de su padre sin razón aparente, es el monarca más joven de todos los que gobiernan en la península arábiga. De hecho, es el único con menos años que su propio país.

No es la única vez que su familia lo favoreció antes de tiempo. En agosto de 2003, su hermano mayor, Jassim, el heredero oficial, también desistió. Como su madre. Jamás ningún miembro de la familia dio explicaciones al respecto.

Nació el 3 de junio de 1980 en Doha. Es el cuarto hijo varón del jeque, el segundo que tuvo con su esposa favorita, la jequesa Mozah, quien para muchos es la responsable del giro moderno que tomó el país hace algunos años y una de las mujeres más elegantes del mundo. Desde entonces, es pura ostentación: siempre está acompañado de un fiel séquito de servidores, viaja a los lugares del mundo que desea, vacaciona en yates de lujo que tienen pileta propia y sala de cine, con jets privados, una hilera de autos y demasiadas valijas.

Estudió en los colegios privados más exclusivos del Reino Unido. También, como la mayoría de los miembros de su familia, acudió a la Academia Militar de Sandhurst. Está casado con tres mujeres. Una de ellas es su prima. Tiene ocho hijos, un bigote fino que se mueve a la par de su sonrisa y un marcado fanatismo por el deporte: es presidente desde el año 2000 del Comité Olímpico de su país, fue quien consiguió que el Mundial de fútbol de 2022 se haga en su país, y es el dueño del club de fútbol Paris Saint-Germain.

No es el deporte en el único lugar en que el emir pone sus esfuerzos y su dinero. Además, es el dueño del canal de televisión Al Jazeera, de los famosos almacenes Harrods, del estudio cinematográfico Miramax de Walt Disney, del 17% de Volkswagen, del 1% de la exclusiva Louis Vuitton, de acuerdo a una nota publicada por el diario español El Mundo.

Quién es el emir de Qatar y cómo deberá comportarse Macri ante su presencia
Quién es el emir de Qatar y cómo deberá comportarse Macri ante su presencia Fuente: EFE

No todo es de lujo. Sobre él también recaen sospechas: el gobierno alemán, meses atrás, hizo comentarios que vinculan a su gobierno con la financiación de terroristas de Estado Islámico .

Un intrincado protocolo

Estar cerca del emir no es cosa simple. Son muchas las cosas que hay que tener en mente, las que no pueden hacerse, aquellas que podrían verse como una falta de respeto absoluto. Por eso, en la visita oficial que tendrá lugar hoy, el presidente Mauricio Macri y la comitiva deberán estar atentos.

Si alguien entra a un lugar y él está allí, es obligatorio juntar las manos y agachar la cabeza en forma de saludo. Nadie puede ponerse firme ante su figura, tampoco rígidos, a menos que sean militares. No puede hablarse si no fue él quien pronunció la primera palabra. Hay que decirle siempre "su excelencia". No se debe mirarlo a los ojos. No se deben hacer movimientos no requeridos. No se debe sonreír. No se debe sentar a menos que él lo autorice.

También hay reglas que Juliana Awada debe tener en cuenta. Si una mujer occidental lo visita, no es necesario que se cubra el cuerpo entero ni que use la hijab pero sí debe cubrir sus rodillas, sus hombros y sus brazos. Debe evitar tocarse el pelo, esa es una señal de coquetería y podría ser malinterpretada. Nadie nunca puede rechazar nada de lo que le ofrezca. Eso sí, para todo, debe usar la mano derecha.

Las demostraciones de afecto de cualquier tipo están prohibidas.

Break, noticias en 2 minutos: 28 de Julio

1:55
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.