Suscriptor digital

Río 2016: Fernanda Russo, la tiradora que prefirió dar en el blanco antes que hacer su fiesta de 15

Crédito: Maxie Amena
Tiene 16 años, llegó a los Juegos Olímpicos por haber ganado la medalla plateada en los Panamericanos de Toronto 2015 y vive un sueño antes de la competencia en rifle de aire 10 metros, este sábado
Gastón Saiz
(0)
5 de agosto de 2016  • 09:25

RÍO DE JANEIRO.- Su madre pudo haberla puesto en una encrucijada, pero no. Fernanda Russo tenía que elegir entre su fiesta de 15, que se iba a organizar el 2 de octubre de 2014, o prepararse a conciencia para los Juegos de la Juventud de ese año en Nanjing, China. "Preferí viajar, tirar y aprender en lugar de una fiesta que iba a durar cuatro horas", recuerda ahora la atleta más joven de los 213 de la delegación argentina en Río 2016.

Su encanto adolescente es una carabina que dispara al blanco. En el mundo donde se mueve, el buen pulso y la precisión son sinónimo de gloria. Fresca y femenina, esta cordobesa que a los seis meses de vida fue llevada por sus padres a La Rioja, para nunca más volver, se reta a sí misma en el rifle de aire 10 metros, la prueba que le dio la medalla plateada en los Panamericanos 2015 y que la catapultó a estos Juegos. Hasta anoche, quien encarnara a la Cenicienta argentina en Toronto andaba con los ojos vivaces, registrando todo: "Sabía que la Villa Olímpica sería grande, pero no pensé que tanto. Al no haber visto fotos previamente me impactó de entrada. Es muy lindo observar las banderas de todos los países y el colorido en general. Dejé que todo me sorprendiera, por eso estoy muy impresionada", comenta la tiradora de apenas 16 años, que cursa el cuarto año de la secundaria y tiene la ayuda de su colegio riojano, el Albert Einstein, cuyo propósito fue no ser rígido con las faltas.

-Te toca participar este sábado, ¿cómo manejás la emociones en estos días previos?

-Trato de mantenerme tranquila, ir jornada por jornada, porque si me pongo a pensar en el día de la prueba, me voy a llevar todo por delante. Es decir: trato de enfocarme en cada cosa que hago en estos Juegos, aunque sea mínima: si vamos al comedor, vamos para allá; si vamos a entrenarnos, vamos para ese sitio y punto. El secreto está en tener la cabeza en el momento y en el lugar y vivir esta experiencia paso a paso. Por que si no, te la pasás esperando el instante clave de la competencia y quizás allí las cosas no te salen bien. El peligro es que todo te pase de largo.

-No te van a dar los tiempos para formar parte de la ceremonia inaugural; quizás era una ilusión grande que tenías.

-Por un lado me lamento, pero mi ausencia tiene un objetivo: no es porque sí. Justamente, es para hacer algo mucho más importante al día siguiente. Sería un suicidio deportivo ir a la fiesta y llegar cansada al día de la competencia, que empieza temprano, a las 8.30. Son 40 disparos en la clasificación, y a las 9.20 ya se conocen a las 8 finalistas. Por lo menos estuve en el desfile de atletas de los Panamericanos de Toronto...

-Te vas a encontrar con un escenario deportivo completamente diferente respecto de aquellos Juegos en Canadá.

-Y sí, la diferencia es abismal entre el nivel panamericano y el olímpico. En nuestra región, por ahí Cuba y Estados Unidos son los más fuertes, pero los poderosos están en Europa. Entonces, todo es muchísimo más exigente.

-¿Qué juramento te hiciste para el momento en que estés en la sede de Deodoro disparando el rifle?

-No me hice ninguno, pero busco dar lo mejor. Todo lo que tengo y todo lo que soy quiero dejarlo ese día en la prueba. Si alcanza, bárbaro, y si no, será para los próximos Juegos Olímpicos. Haré mi cábala de "choque los cinco" con mi entrenador Ricardo Brígido y después chocaré el puño con él. Hasta ahora funcionó.

-¿Cómo es ser la más joven de la delegación?

-Raro, porque son todos muchos más grandes que yo y tienen otras vivencias y expectativas. Yo no tengo que trabajar, eso es una gran diferencia. Es lindo, pero no me afecta tanto. Quiero pasar a la historia en otro sentido y no por ese dato: en realidad quiero hacer algo grande en estos Juegos.

-Debido a tu precocidad, ¿tomás esta participación en Río 2016 como un punto de partida?

-Pienso todo a largo plazo, y lógicamente no soy la única deportista que planifica de esa manera. Trato de vivir hoy, pero por supuesto que también me proyecto a los Juegos de Tokio 2020.

gs

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?