Pepe Cibrian Campoy habló tras la cirugía: "Estoy bien físicamente"

Con la verborragia de siempre, Pepe Cibrián Campoy habló sobre su recuperación
Con la verborragia de siempre, Pepe Cibrián Campoy habló sobre su recuperación Crédito: Archivo
El autor y director teatral rompió el silencio luego de la operación en la que se le extrajo un tumor de la próstata
(0)
9 de agosto de 2016  • 16:38

Hace unos días, Pepe Cibrián Campoy sorprendió a todos a través de su cuenta de Facebook. En una larga carta abierta, el director teatral le contó a sus seguidores que iba a ser intervenido quirúrgicamente para poder extraerle un tumor de la próstata, y pidió que se difundiera su testimonio para generar conciencia sobre la importancia de la detección temprana.

La operación resultó ser exitosa y, cinco días después, el autor de Drácula, el musical volvió a tomar la palabra para contar cómo sigue su recuperación. "Me operaron el jueves, me siento como el culo, pero estoy bien físicamente", apuntó con buen humor, en diálogo con Eduardo Feinmann por Radio El Mundo. "Pero a la noche pienso en la vida, la muerte, el suicidio... Pasa de todo pasa por mi cabeza, y es lógico".

Al ser interpelado sobre si realmente pensó en quitarse la vida, Cibrián respondió: "Si me dijeran que me quedan seis meses, ¿qué hago? Hay gente a la que le cambia mucho la vida cuando le dicen que tiene cáncer. 'Con mi pareja me llevo para la mierda', así que a la mierda la pareja, 'tengo un trabajo de mierda', a la mierda el trabajo. A mí no me pasa eso, soy un hombre feliz, hago lo que me gusta en la vida, tengo para comer, viajo. Afortunadamente no tengo nada para tirar a la mierda, entonces mi reacción cuando me dijeron esto fue diferente. Sé que no voy a sufrir, eso te lo afirmo, me compro 18 botellas de morfina y la mierda. Lo saben mis amigos, lo saben todos".

Además, el protagonista de Priscilla, la Reina del Desierto volvió sobre la importancia de generar conciencia y la importancia de realizarse chequeos médicos en forma periódica. "Entre las mujeres, sólo el cuarenta por ciento se hace todos los estudios. El siete por ciento de la población argentina se está contagiando sida. Los jóvenes se drogan, se fornican... Los gobiernos tienen que hacer una campaña para que esto no suceda en vez de robarnos. Una sola de esas valijitas del convento hubiera servido para hacer diez campañas de la puta madre y no se hacen, entonces la gente se muere y el hombre dice que no le toquen el culo porque es macho", destacó con verborragia.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?