Gail Simone: "No podemos leer siempre los mismos personajes y los mismos cuentos"

La autora que reinventó a Batichica y a la Mujer Maravilla explica el cómic de hoy
Juan Manuel Domínguez
(0)
12 de agosto de 2016  

Fuente: LA NACION

Érase una vez una niña en un campo cercano a un pueblito de Oregon, Estados Unidos, una imagen casi de historieta por lo desolado. Se realiza una venta de garaje. La niña levanta en sus manos un cómic de la Liga de la Justicia, el supergrupo de DC Comics que reúne a Batman, Superman y la Mujer Maravilla. "No sabía que podía encontrar ahí a una princesa que no necesitaba un príncipe. Fue una revolución para mí", dirá esa niña, Gail Simone, muchos años después, ya convertida en guionista de cómics, una de las puntas de lanza de la revolución de género (en todo sentido) que necesitaban los hombres y mujeres en calzas que pueblan las historietas. Responsable de una Mujer Maravilla humana y espectacular como pocas, Simone llegó a la Argentina para participar de la séptima edición de la convención de historietas Crack Bang Boom, de Rosario, que se realiza a la vera del Paraná hasta el domingo.

La carrera de Simone tuvo un comienzo feroz. Creó el sitio Mujeres dentro de Heladeras, tomando el toro del género por las astas: "La expresión que le daba título al proyecto hacía referencia a un cómic donde Linterna Verde encontraba a su mujer hecha trizas en la heladera, al lado de la leche y lo que había quedado de su cena de ayer". Desde allí, a fuerza de comedia, sagacidad y lucidez acerca de lo que implica el cómic de superhéroes, la guionista comenzó a escribir historias para Los Simpson, Deadpool y, finalmente, llegó a DC, donde fue reclutada para Birds of Prey, un grupo de chicas que devino faro y nave nodriza de toda una generación de autoras y personajes femeninos. Más tarde sería la guionista de su adorada Wonder Woman, aquella que la deslumbró en la venta de garaje de su infancia, e incluso Superman.

"Cuando yo empecé a escribir cómics no había pluralidad en los personajes ni nada más allá de personajes heterosexuales y blancos -explica Simone-. Los personajes femeninos no eran tratados con el respeto con el que yo creo deberían ser tratados: estoy segura de que la Mujer Maravilla debería ser considerada la mejor superheroína de todos los tiempos."

-¿Cómo vivís la llegada de Harley Quinn al cine, punto mayor de atracción del estreno de Escuadrón suicida después de la celebración de la comunidad LGBT de tu trabajo y de la industria y el amor de los fans?

-Entusiasmada. No sé lo que ocurre aquí, pero pensá que yo me crié en los Estados Unidos y encontrar un personaje listo para la acción que fuera mujer era difícil. Crecí con cuentos de hadas donde el príncipe era fundamental y Dorothy llegaba a Oz por accidente. Cuando estás acostumbrada a eso, y de repente aparece en tu vida la Mujer Maravilla o Batichica, es una revelación. Me aferré a ellas y se convirtieron en mi inspiración.

-Personajes como Rey en Star Wars: El despertar de la fuerza; Katniss Everdeen en Los juegos del hambre; la pluralidad en Marvel Comics, con personajes musulmanes, latinos y negros, muestran que el cambio se dio.

-Necesitamos más: personajes de la Argentina, personajes de clases sociales distintas, personajes con variedad en lo sexual. No podés leer siempre los mismos personajes y los mismos cuentos. Nosotros en los cómics podemos hacer lo queremos: esto no es Hollywood, no hay una preocupación tan concreta por el presupuesto.

-El público pop está muy presente en las redes sociales, pero Cazafantasmas , la nueva versión en el cine, protagonizada por mujeres, recibió un odio muy intenso. ¿Cómo vivís esa parte del pop que envuelve mucho de lo que amás y hacés?

-Me gustó mucho Cazafantasmas las dos veces que la vi. Es un fenómeno recurrente en la cultura pop: el odio antes de ver o saber algo. Es ridículo. Dejá que las obras hablen por sí mismas, que hagan su trabajo ¿Por qué sentir que te roban algo sólo porque lo hacen distinto?

Crack Bang Boom

  • Llegar al séptimo festival en una convención de historietas es un mérito en cualquier rincón del planeta. El trabajo de Crack Bang Boom, orgullo geek nacional que perdura, es dueño de ese mérito y muchos más. Comandada por el dibujante Eduardo Risso, la convención de Rosario celebra este año al enorme Horacio Lalia, mente maestra del terror ilustrado local, y contará con la presencia de nombres como Goran Parlov, Gianni Dalfiume y Goran Sudzuka. Es también el hogar de los premios Carlos Trillo, que rápidamente se convirtieron en los más importantes del medio en el país. Si esto fuera poco, CBB es dueño de un torneo de cosplay único, así como locales de cómic y merchandising. Hoy, de 14 a 20, y sábado y domingo, de 13 a 21, en Rosario: Centro de Expresiones Contemporáneas, Galpón 11 y 13 (Paseo de las Artes y el río Paraná) y Centro de la Juventud (Tucumán y el río Paraná).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.