Río 2016: el Parque Olímpico, donde el deporte es rey absoluto

Una recorrida por la república de los Juegos, que agrupa diez estadios e infinitas ilusiones
Javier Saúl
(0)
16 de agosto de 2016  

Fuente: LA NACION

RÍO DE JANEIRO.- Caminar por el Parque Olímpico resulta tan fascinante como el ingreso a sus principales escenarios Es una experiencia que va más allá de los Juegos. Es respirar deporte en poco más de un millón de metros cuadrados. Se multiplican los estadios, los puestos de comida, los locales de los principales sponsors. Es un rincón mágico que se levantó donde antes sólo rugían los motores del circuito de Jacarepaguá. Son 10 estadios para 16 disciplinas, entre las que se destacan básquet , ciclismo , gimnasia artística , gimnasia rítmica , handball , judo , lucha , taekwondo , esgrima y tenis .

Ya el ingreso por la avenida Embaxaidor Abelardo Bueno genera el primer llamado de atención. Sea de día o de noche, impactan las dimensiones. Después, se puede seguir caminando por el Camino Olímpico. La pasarela ideal, con estadios de un lado y del otro. A la derecha está, por ejemplo, el Centro Olímpico de Tenis. Mientras que a la izquierda sobresalen los tres Arena Carioca. Y en el medio de ese camino hay un edificio del Grupo Globo. El portal globoesporte.com ocupa el primer piso, SporTV, el segundo, y Globo, el tercero. Es desde el estudio del canal deportivo de donde sale el programa sensación de la medianoche, con Mark Spitz , Nadia Comaneci y Carl Lewis como panelistas. El mix de análisis y show tiene momentos antológicos, con participación activa de las leyendas y traducción al instante. La semana pasada, Comaneci, de 54 años, recreó su rutina perfecta.

El público disfruta cada paso y tiene a la cerveza como la bebida preferida. En algunos casos por gusto. En otros, porque es la única manera de conseguir los vasos coleccionables de Río 2016. "¿Querés de algún deporte en particular?", preguntan los vendedores, ávidos por entregar los vasos que todos pretenden. La vedette de la plaza del Espectador, el espacio dedicado a la comida, la ropa y la tecnología. Ahí se mezclan las pizzas, los productos oficiales y la realidad virtual. Todo al ritmo de la "Garota de Ipanema" que suena por los altoparlantes, como para no dudar dónde son los Juegos. Y como previa de un llamativo salto a "Sorry", de Justin Bieber . Bienvenidos a 2016.

Hay un local de venta de entradas, donde todos hacen números, por los precios, y cálculos, por los próximos cruces de sus selecciones. También un "mercadinho", con productos básicos, y varios puestos ambulantes donde el acaí se consigue a 12 reales y los helados van de los 8 a los 14. Los pagos se pueden hacer en los locales o acercándose a cualquiera de las 50 personas que tienen un posnet en su riñonera. Son cajas al paso. Hay fotos en los anillos olímpicos, una escenografía que recrea un salto con garrocha y varias postales que entregan los morros que aparecen en el horizonte.

Núcleo de Río 2016, el Parque Olímpico será otro de los legados urbanos. Tras el paso de los Juegos, el Parque será transformado en un amplio complejo deportivo y educacional destinado a los estudiantes de los colegios municipales y a los atletas de alto rendimiento. Serán otros tiempos. Mucho más lejos del show y más cerca del deporte local.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.