La derrota de las Leonas: la cargada del rey Guillermo a los argentinos y el efusivo festejo de Máxima

Los reyes de Holanda alentaron a su seleccionado en el estadio y disfrutaron del pase a las semifinales tras la victoria por 3-2 sobre Argentina
Gastón Saiz
(0)
16 de agosto de 2016  • 11:38

RÍO DE JANEIRO.- La presencia de los reyes de Holanda fue el dato color en la lluviosa noche de Deodoro, en la que el conjunto naranja frustró la ilusión de la quinta medalla olímpica consecutiva para las Leonas . Custodiados celosamente por personal de seguridad y bajo paraguas verdes, se ubicaron en el centro de las plateas, justo debajo de las tribunas de prensa. Y tuvieron alegrías desde el comienzo, ya que las chicas holandesas se pusieron en ventaja a los 5 minutos y después supieron controlar el encuentro, más allá de la valiosa entrega final del seleccionado argentino.

Los reyes de Holanda, Máxima y Guillermo , aplaudieron cada quite y avance franco de las holandesas hacía el círculo defendido por Belén Succi. Y por supuesto, gritaron los goles. Los hinchas argentinos que estaban alrededor de la realeza le pedían a Máxima una foto y alguna palabra, y ella devolvía la requisitoria con una sonrisa, aunque seguía concentrada en el partido. La imagen que más se viralizó fue su festejo en uno de los goles holandeses.

El festejo de Máxima

0:21
Video

Poco antes de terminar, el rey acompañó la cuenta regresiva del reloj con su aliento, hasta que el marcador dejó sellado el 3-2 definitivo que dio el pase a las semifinales. Y mientras bajaba las escaleras con los empleados de seguridad para abandonar la cancha, miró hacia los simpatizantes de celeste y blanco y les dijo en castellano: "¡Próxima vez! ¡Próxima vez!". Al margen de la tristeza por la eliminación, la parcialidad nacional entendió que sólo se trataba de un comentario como parte del folklore de este clásico femenino. Después, Guillermo diría brevemente a la prensa argentina: "Máxima gritó los goles porque es holandesa".

gs

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.