Denunciaron a Raúl Othacehé por defraudación, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero

Othacehé, denunciado por sucesor en Merlo
Othacehé, denunciado por sucesor en Merlo Fuente: Télam - Crédito: Tito la Penna
El actual intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, acusó a su antecesor y a su familia de estafar al Estado con la construcción de viviendas y de lavar esos fondos a través de sociedades y compra de inmuebles
Javier Fuego Simondet
(0)
16 de agosto de 2016  • 20:31

Gustavo Menéndez, intendente de Merlo, denunció por defraudación, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero a Raúl Othacehé, el ex jefe comunal que gobernó el distrito entre 1991 y 2015. Según Menéndez, el ex intendente incurrió en irregularidades con tres planes de vivienda financiados por el Ministerio de Planificación Federal, que conducía Julio De Vido , y por los que se debían construir 700 casas que no se finalizaron.

En la denuncia que Menéndez (FPV) presentó en los tribunales de Comodoro Py, y que recayó en el juzgado de Ariel Lijo , se afirma que un anticipo financiero se abonaba directamente a la empresa Canning CISA, sin depositarse en cuentas del municipio. "¿Ese dinero ingresó en su totalidad a las arcas de la empresa, o sufrió algún desvío?", se pregunta Menéndez en la denuncia.

El actual intendente agregó en su presentación judicial que Othacehé, tras perder en las PASO organizó una toma (sobre la ruta 1003) en la que "se tomaron, desmantelaron, dañaron y sustrajeron las viviendas que estaban en pleno proceso de construcción". Según el jefe comunal, la usurpación tenía por objeto destruir las viviendas para que "no se pudiera determinar el real avance de la obra, por cuanto el dinero entregado por el Ministerio de Planificación excedía ostensiblemente las etapas concluidas".

"Esa ocupación fue para tapar la comisión de delitos, había sobrecertificación. Las viviendas tomadas fueron destruidas. Es un desfalco de cientos de millones", dijo Menéndez a LA NACION.

Además de Othacehé, Menéndez denunció a integrantes de la familia del ex mandatario, como Mónica Arnaldi (esposa); Martín, Hernán, Guillermo y Pablo Othacehé (hijos); Ernesto Arnaldi y Ana María Ferreyra (cuñados); Mariano y María Fernanda Arnaldi (sobrinos); Hugo Coomonte (consuegro), y Lorena Coomonte (nuera). El intendente considera que podrían ser "testaferros" de funcionarios públicos.

"La defraudación al erario nacional es la punta del iceberg. Es un tema federal que va a desnudar lo millonaria que es la familia Othacehé", subrayó Menéndez, quien se presentó en los tribunales con Gustavo Vera, líder de La Alameda y cercano al papa Francisco. Y remarcó: "Hay empresas, usando parientes como testaferros".

El jefe comunal mencionó en la denuncia la existencia de, al menos, ocho firmas vinculadas a Othacehé y a su familia que podrían haber contribuido a "blanquear capitales provenientes de ese enriquecimiento ilícito conseguido a costa del dinero que se transfiriera al municipio desde el Ministerio de Planificación".

El intendente merlense aseguró en la presentación que Othacehé "registraría la escandalosa cantidad de 22 inmuebles registrados a su nombre" en Merlo. Y subraya que una de esas propiedades estaría "en el Golfer's Country Club, ubicado en Pilar" y que estaría valuada en US$ 750.000, que habría pagado "en efectivo a su antiguo titular, el jugador de fútbol Leandro Gracián".

Othacehé desestimó la denuncia de Menéndez y aseguró que las viviendas no se concluyeron porque el gobierno de Cristina Kirchner le negó dinero cuando pasó al Frente Renovador. "Es una denuncia falsa, una persecución de Menéndez. Si las casas no se terminaron es porque el gobierno nacional no me mandó los fondos cuando me fui con [Sergio] Massa ", dijo Othacehé a LA NACION.

"Todas mis propiedades están declaradas. Menéndez sale con esto para tapar la violencia ocurrida en la UNO [la Universidad Nacional del Oeste, de donde fue desplazado su hijo Martín, que era rector], donde usó barras de Midland y Deportivo Merlo", subrayó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?