6 escapadas con chicos

Crédito: Latinstock
Parques acuáticos, cabalgatas, remadas y safaris en la naturaleza. Seis planazos para disfrutar con los peques... ¡y divertirnos como si fuésemos niñas!
Constanza Coll
(0)
21 de agosto de 2016  • 00:00

Si estás planeando salir con los chicos te pasamos 6 destinos para que puedan disfrutar en familia:

1. Fortaleza: el tobogán más alto

Crédito: Gentileza Prensa

Fortaleza ocupa uno de los primeros puestos entre las ciudades brasileñas con más días de sol por año. Esto garantiza mucha playa, buen bronceado, noches en la avenida Beira Mar y una jornada completa de toboganes de agua sin pasar frío. Beach Park es el parque acuático más grande de América Latina, emplazado en un predio de 50.000 m2 y con propuestas para toda la familia: desde piletas con chorros masajeadores hasta toboganes en los que superás los 100 kilómetros por hora.

Ideal para: amantes del vértigo. Por el tobogán Insano, que mide 41 metros y tiene una pendiente que, por un par de segundos, se convierte en caída libre.

La propuesta: hacer un full day de Beach Park, andar por las dunas en buggy y tomarse unas aguas de coco –¡y los papás unas caipirinhas!– en la playa.

Cuánto: con un vuelo directo de Gol, estadía por siete noches con media pensión en el complejo Aquiraz (a 2 km de Beach Park), entradas al parque acuático, traslados y asistencia al viajero, el viaje cuesta $17.794 por persona en Family Plan (dos adultos + dos menores de 12 años).

www.allseasons.com.ar / www.beachpark.com.br.

2. Esteros del Iberá: Safari en pantanos

Crédito: Gentileza Prensa

Como es costumbre, el mundo entero descubrió antes que nosotros la riqueza de los Esteros del Iberá, un sistema de arroyos, humedales, lagunas y bañados que forman una de las reservas de agua dulce más importantes del continente. Con los binoculares puestos, se pueden ver carpinchos, monos, caimanes, venados de las pampas, ciervos de los pantanos y lobitos de río, entre otros animales.

Ideal para: jugar a ser Cocodrilo Dundee; usar ropa camuflada, brújula, botas hasta las rodillas y gorra con visera, para que el sol no se interponga entre tus ojos y los del yacaré.

La propuesta: el hotel Puerto Valle permite un contacto intensivo con la naturaleza, pero con la garantía de volver a lo mejor de lo mejor: habitaciones con vista al Paraná, cocina del prestigioso chef Guido Tassi, piscina y un servicio de all inclusive para despreocuparte de todo.

Cuánto: hasta el 31 de agosto hay una promoción de cuatro noches al precio de tres ($12.800 por noche). El precio incluye habitación doble, comidas y bebidas sin alcohol, tránsfers in/out y todas las actividades dentro de la estancia, en el río Paraná y en el Estero.

www.puertovalle.com.ar, www.proyectoibera.org.

3. Rosario: la Isla de los Inventos

Crédito: Gentileza Prensa

“Rosario siempre estuvo cerca”, dice Fito, pero tan cerca está que muchas veces queda postergada y ni sabemos todo lo que tiene para ofrecer. Con una costanera renovada y llena de restaurantes con terrazas sobre el Paraná, esta ciudad tiene una gran propuesta para sus visitantes más pequeños. El Tríptico de la Infancia son tres espacios creados especialmente para los chicos: la Granja, donde pueden sembrar, regar, desmalezar y alimentar a los animales; el Jardín, con laberintos, árboles parlanchines, máquinas de volar, trepar y soñar; y la Isla de los Inventos, emplazada en la antigua estación del tren Rosario Central.

Ideal para: viajar con tus hijos a planetas en los que ellos tienen la última palabra, dejarte llevar por su imaginación y descubrir que los grandes también podemos crear e inventar.

La propuesta: tomate un fin de semana cualquiera y recorré con los chicos los tres espacios del Tríptico. Además, podés mostrarles el Monumento a la Bandera en su año bicentenario y hacer un paseo en kayak o catamarán por el río Paraná.

Cuánto: a Rosario se llega muy rápido en auto, pero volando, más todavía. La opción en avión, que de paso es una aventura más, con dos noches en un hotel tres estrellas y desayunos, cuesta $1877 por persona en base doble. La entrada a la isla –que abre viernes, sábados, domingos y feriados de 14 a 19– cuesta $15 y los menores de 4 años entran gratis.

www.despegar.com, www.rosariocultura.gob.a r.

4. Brandsen: de gauchos y chinitas

Crédito: Gentileza Prensa

A tan solo 70 kilómetros de Buenos Aires, la estancia Monte Viejo ocupa tierras que pertenecieron a Pedro José Ferrari, fundador de la localidad de Brandsen. De aquella época es la arboleda que se extiende más allá del jardín y en la que podés hacer caminatas botánicas a la tarde. También se puede recorrer la estancia a caballo, en bicicleta y en carretón.

Ideal para: aprender un poco de la vida en el campo: subirse al caballo para arrear unas vacas, amanecer y hacer el pan de cada día, ayudar a los gauchos a prender el fogón y salir a patrullar los terrenos de Monte Viejo. Para los chicos, es toda una aventura con tintes de campamento.

La propuesta: salir de la ciudad y, luego de una hora de viaje, estar en un lugar paradisíaco lleno de árboles y pájaros. Comer comidas típicas, escuchar un poco de folclore en vivo y que los chicos cabalguen, cocinen, arreen vacas, lo que quieran..., ¡y vos quedate en esa casona hermosa con tu pareja al calor del hogar! Vas a sentir que estás viviendo un romance del siglo pasado.

Cuánto: pasar dos días y dos noches en Puesto Viejo, con las cuatro comidas y todas las actividades incluidas, cuesta $14.800 + IVA para una familia de cuatro. Y solo sábado y domingo, con late check-out, $11.800 + IVA. La estancia queda en el km 51 de la Ruta 215, y en auto, podés llegar por la autopista Buenos Aires-La Plata o la autopista a Ezeiza.

www.estanciamonteviejo.com.ar.

5. Ischigualasto: un viaje a la Luna

Crédito: Gentileza Prensa

La sensación es de estar caminando en la superficie lunar, especialmente de noche, cuando las lomadas desérticas se bañan de luz plateada. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el Parque Nacional Ischigualasto ofrece visitas “místicas” cuando hay luna llena. También hay senderos para hacer en bicicleta y un centro con fósiles originales y réplicas de esqueletos de dinosaurios. Además, se puede visitar un sendero con dinos a escala natural en el Parque Nacional vecino de Talampaya.

Ideal para: los que tienen alma de Indiana Jones o quieren sentirse un rato en Jurassic Park y también para todos esos chicos con ganas de ser astronautas.

La propuesta: hilvanar los mejores paisajes de San Juan y La Rioja. Conocer los parques nacionales Ischigualasto –que abre de 9 a 16– y Talampaya –que abre de 8:30 a 17:30– y hacer algún trekking o circuito de mountain bike. En unas tres horas podés recorrer cada uno de los paisajes fascinantes que proponen. Además, podés aprovechar para probar algún vino cuyano, comprar aceite, aceitunas y nueces al por mayor, entre otras ricuras regionales.

Cuánto: con salidas todos los viernes, tránsfers in/out, dos noches de hotel en San Juan y una más en Valle Fértil, city tour, excursiones a los parques Ischigualasto y Talampaya y un paseo por la Cuesta de Huaco, este viaje cuesta desde $4900 por persona en base doble. Los aéreos por Aerolíneas arrancan en $1460.

www.argentour.com, www.sanjuanlaestrelladelosandes.com.

6. Tandil: trekking y tirolesas entre sierras

Crédito: Gentileza Prensa

Nada como preparar el equipo de mate, un tupper con empanadas y salir a la ruta. Tandil está lo suficientemente cerca como para que los chicos resistan el viaje en el asiento de atrás, pero no tanto, porque también queremos sentir que estamos cortando nuestra rutina con el paisaje citadino. La pampa de pronto se interrumpe con las sierras del sistema de Tandilia y en ellas está el éxito de este lugar: con circuitos de rappel y tirolesas, cabalgatas, mountain bike y trekkings de distintas dificultades.

Ideal para: ejercitarse, caminar mucho, respirar aire serrano y compartir con los chicos el desafío de un circuito de rappel y tirolesas. ¡Vamos que podemos!

La propuesta: hacer un viaje en auto, mirar horizontes de 360° y mitigar el cansancio generado por todo el ejercicio y oxígeno de las sierras... con las mejores picadas de quesos artesanales de todo el país. Por otra parte, Desafíos Tandil promete justamente eso, desafíos. Por ejemplo, escalar una pared de piedra o descender con la ayuda de cuerdas hasta la base de una cantera abandonada. Podés armar tu excursión combinando las actividades que prefieras e incluye un almuerzo liviano en las sierras y seguro de accidentes personales.

Cuánto: en el Hotel Elegance de Tandil, las habitaciones tienen dos sommiers de plaza y media, y se permite hasta dos niños menores de 12 años por habitación. La estadía de cuatro noches con pensión completa (opciones de menú para adultos o infantil) cuesta $9250.

www.desafiostandil.com.ar, www.elegancehotel.com.ar.

¿Conocés alguno de estos destinos? ¿Adónde te gusta ir con los más chiquitos? También: 4 recetas para cocinar crêpes dulces y salados y 15 libros y actividades para leer con los chicos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.