Suscriptor digital

Río 2016. Los Leones, de oro: le ganaron 4-2 a Bélgica y son campeones olímpicos

El conjunto argentino arrancó perdiendo pero dio vuelta el partido con goles de Ibarra, Ortíz, Peillat y Agustín Mazzilli
Gastón Saiz
(0)
18 de agosto de 2016  • 16:40

Los Leones, de oro: le ganaron 4-2 a Bélgica y son campeones olímpicos

04:12
Video

RIO DE JANEIRO.- ¡Campeones olímpicos! El deporte argentino escribió otra de sus páginas más brillantes. El tercer oro llegó gracias a los Leones, esos espartanos audaces que se animaron a lo imposible y alcanzaron lo más grande que pueda conseguirse en el hockey sobre césped. El triunfo por 4 a 2 sobre Bélgica en el partido decisivo, con ese gol final de Agustín Mazzilli, que terminó sentado sobre la tabla del arco rival, es un premio a un extenso proceso y construido con coherencia, basado en una camada brillante de juniors campeones mundiales en 2005 y talentosos de distintas épocas, además de un cuerpo técnico valiente y capaz de potenciar al máximo las virtudes individuales. Pero por sobre todo, fue un equipo con todas las letras. Y ahí están ellos ahora, revoleando sus camisetas, ofrendando este logro inolvidable a la hinchada celeste y blanca, que copó las tribunas del estadio de Deodoro.

Hace 12 años, la Generación Dorada conmovió con la medalla dorada en Atenas 2004. Hoy, otro conjunto nacional que surgió desde el silencio, fuera de los grandes focos, pega este golpazo en el tablero, en un deporte históricamente comandado por Australia, Holanda y Alemania. Las Leonas fueron dominadoras desde Sydney 2000, ahora cambió el paradigma: llegó la hora de estos Leones todo terreno, que ya habían dado un enorme aviso con el tercer puesto en el Mundial de La Haya 2014. Ahora, a seguir creciendo para afrontar nuevos desafíos, también con la incorporación de nuevos elementos. Es de estos 19 valientes muchachos y también de Carlos Retegui , ese optimista incurable que logra sacar agua de las piedras. El seleccionado masculino debió pasar muchas malas para llegar a esta gesta, la más grande que pueda alcanzar.

Bélgica arrancó mejor el encuentro, manejando la bocha con paciencia mientras la Argentina esperaba en su campo. Cosyns abrió el marcador al minuto de juego y ese gol despertó a los Leones salieron a buscar el partido más adelante y consiguieron el empate mediante un corner corto, la fórmula que más éxito le dio durante el torneo, aunque utilizaron otra variante. El corner corto no fue ejecutado por Gonzalo Peillat, goleador argentino, sino que tras un amague, el capitán Pedro Ibarra arrastró la bocha y tras el desvío en un defensor, ingresó al arco.

Sobre el final del primer cuarto, Ignacio Ortíz, con un remate cruzado, dio vuelta el partido y en el inicio del segundo, Los Leones estiraron la diferencia con otro gol de corner corto, en esta ocasión de Gonzalo Peillat.

El tercer cuarto fue muy parejo, con Bélgica dominando en el juego pero sin posibilidades claras de gol hasta el final del mismo, cuando Boccard descontó con una gran jugada individual para dejar el partido 3-2 para los argentinos a un cuarto del final. En el final, el gol de Mazzilli sentenció la historia, cuando Bélgica ya jugaba sin arquero y buscaba de manera desesperada el gol que lo lleve a los penales.

Todos los goles del partido

Los goles de la final entre los Leones y Bélgica

01:45
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?