0

El Estado vende desde canchas de fútbol hasta un petit hotel

Subastará a partir de septiembre inmuebles públicos que valdrían millones,Subastará a partir de septiembre inmuebles públicos que valdrían millones
Florencia Donovan
0
23 de agosto de 2016  

Un predio en el que hoy funciona una cancha de fútbol a sólo dos cuadras del imponente edificio Chateau Libertador, en lo mejor del barrio de Núñez; tres edificios tipo petit hotel a pocas cuadras del shopping Alto Palermo; un terreno en el que hasta hace no mucho había un boliche en La Matanza, en la provincia de Buenos Aires. La Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) obtuvo la autorización para disponer de más de una decena de inmuebles públicos como esos, que planea vender o realocar dentro de la administración pública a partir del mes próximo.

"La decisión tiene que ver con un fin recaudatorio, pero también estamos viendo cuáles son los bienes que el Estado necesita para prestar sus servicios y cuáles no", explicó a LA NACION Ramón Lanús, presidente de la AABE. "No tiene sentido que el Estado administre una cancha de fútbol por la que hoy recibe un canon mensual de sólo 22.000 pesos, cuando en ese mismo terreno se podrían construir entre 15.000 o 20.000 metros cuadrados de oficinas", ejemplificó.

De acuerdo con el decreto publicado ayer en el Boletín Oficial, entre los 17 inmuebles que la AABE tiene autorización para disponer figuran tres edificios en los que operaba la ex Secretaría de Inteligencia (SIDE), hoy rebautizada como AFI, en las calles Billinghurst al 2400, Sánchez de Bustamante al 2400 y Coronel Díaz al 2000. La idea, dijo Lanús, es venderlos para poder financiar la construcción de un solo edificio en el que se concentrarán todas las actividades de la agencia de inteligencia. Pero como la unificación de la AFI es aún un proyecto, la venta de estas tres unidades no se hará en el corto plazo.

En una primera etapa, antes de fines de septiembre, anticipó Lanús, se pondrán a la venta cuatro inmuebles: un terreno baldío en Cerrito al 1200, en el barrio de Recoleta; un edificio en la calle Solís 693, en Montserrat, que estuvo tomado hasta que un incendio lo volvió inhabitable en 2013; un edificio en la calle 24 de Noviembre e Hipólito Yrigoyen, en el barrio de Balvanera, y uno en Calle 39, entre diagonales 29 Y 30, en La Plata, provincia de Buenos Aires.

En una segunda tanda, se realizará la subasta pública del predio de Campos Salles, Núñez, donde hoy funciona la cancha de fútbol, y de otro predio en la calle Fitz Roy 850, donde también hay canchas de fútbol que se alquilan a privados.

La tasación de los inmuebles, dice Lanús, recién se conocerá esta semana, con lo cual es difícil estimar el valor de lo que podría llegar a recaudar el Estado. Pero se descuenta que son varios millones de dólares.

"La subasta será transparente con el Banco Ciudad. Es la primera licitación que hace la Agencia desde que se creó, en 2012", detalló Lanús, quien advirtió que para iniciar el proceso de venta era necesaria la autorización previa del Ejecutivo.

En el listado de bienes incluidos en el decreto, no obstante, hay varios que no saldrán a la venta en subasta, sino que serán designados dentro de alguna administración pública. Muchos inmuebles, explicó Lanús, estaban siendo utilizados por alguna administración, que sin embargo, no lo había registrado ante la AABE.

Tal es el caso de un predio en el que hasta no hace mucho funcionaba un boliche en Brigadier General Juan Manuel de Rosas 6420, en La Matanza, en el conurbano bonaerense, y en el que el Poder Judicial pensaba construir juzgados. Lo mismo uno en la calle Paraná 380, o un inmueble en el que funcionaba un centro de salud, en la Ciudad de Buenos Aires, que pasará formalmente a manos del Gobierno porteño.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.