Después de diecisiete años, Natalia Oreiro se mudó de su casa de Palermo

La última vuelta al barrio. Un día antes, Nati llevó a su hijo a dar un paseo. Para eso, Atahualpa se subió a su bicicleta sin pedales que domina a la perfección. La vuelta fue sin apuro: a pesar de que esa misma semana celebraron el cumpleaños de su marido, Ricardo Mollo, la actriz organizó todo co
La última vuelta al barrio. Un día antes, Nati llevó a su hijo a dar un paseo. Para eso, Atahualpa se subió a su bicicleta sin pedales que domina a la perfección. La vuelta fue sin apuro: a pesar de que esa misma semana celebraron el cumpleaños de su marido, Ricardo Mollo, la actriz organizó todo co Crédito: Movilpress
Ya está instalada con su marido y su hijo en su nuevo hogar, en las afueras de la ciudad
(0)
25 de agosto de 2016  • 14:40

Fue un sueño largamente acariciado. Y después de por lo menos dos años de búsqueda, pudo concretarlo. El fin de semana, Natalia Oreiro (39) se despidió de la casona construida en 1887 que ocupó durante diecisiete años en el Pasaje Santa Rosa, a metros de la Plaza Serrano, en pleno corazón de Palermo Soho, y se mudó junto a su marido, Ricardo Mollo (59) y su hijo, Atahualpa (4), a una casa fuera de la ciudad.

Abanderada de la naturaleza, a pesar de que allí cultivaba orquídeas y le daba rienda suelta a una de sus grandes pasiones, la jardinería, soñaba con un lugar con más verde. Si bien no hay precisiones de dónde se instalaron –es un secreto que pretenden guardar bajo siete llaves–, es probable que su nuevo hogar tenga, además de un lindo jardín, una huerta, o al menos un rincón donde armarla una vez que todo esté acomodado. “Para mí, cultivar papas y zanahorias es algo muy natural porque lo hacía de chica. También fui scout, así que aprendí a hacer fogatas”, le contó la actriz alguna vez a ¡Hola!, para revelar su costado más naturista.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?