El tour de amor de Lucía Celasco, por Italia

Alquilaron la moto en Roma, pero llevaron sus propios cascos desde Buenos Aires. Motorizados, disfrutaron del calor en la capital italiana. 
Para Lucía, fue su primer viaje a la Ciudad Eterna. También visitaron el Vaticano, donde subieron a la cúpula de la Basílica de San Pedro.
Alquilaron la moto en Roma, pero llevaron sus propios cascos desde Buenos Aires. Motorizados, disfrutaron del calor en la capital italiana. Para Lucía, fue su primer viaje a la Ciudad Eterna. También visitaron el Vaticano, donde subieron a la cúpula de la Basílica de San Pedro.
La nieta de Susana Giménez recorrió Roma en moto con Joaquín Rozas, su novio y piloto preferido. El viaje de a dos siguió por las playas de Capri, la costa amalfitana y Cerdeña
(0)
26 de agosto de 2016  • 00:10

Era su primera vez en Roma. Por eso, cuando Lucía Celasco (22) y su novio, Joaquín Rozas (27), planearon el trip por Italia, decidieron dedicarle cuatro días a la Ciudad Eterna. Llegaron el jueves 11, se hospedaron en el Grand Hotel Palace, ubicado en la Via Veneto, y lo primero que hicieron fue caminar por la ciudad en un improvisado city tour que los llevó a cuatro de las citas obligadas: la Piazza del Popolo, la Fontana di Trevi, Piazza Navona y el Trastevere.

Pese a las altas temperaturas, pasearon durante toda la tarde, encantados con lo que ofrece la capital italiana a los viajeros más inquietos. Para comer eligieron el ristorante Casa Coppelle, un clásico famoso por su carta de pescados. El sábado 13 siguieron con su recorrida por los lugares más legendarios de Roma, como el Coliseo, y por la noche disfrutaron de una romántica comida en Mirabelle Splendide, el restaurante con una de las terrazas-jardín más espectaculares de la ciudad, desde la que se puede ver hasta el corazón del casco antiguo.

Encantados con todos los atractivos de Roma, no pararon un minuto pese a las altas temperaturas del verano europeo.
Encantados con todos los atractivos de Roma, no pararon un minuto pese a las altas temperaturas del verano europeo.

El domingo 14 a la mañana, Lucía y Joaquín alquilaron una Vespa, y durante su último día en Roma anduvieron motorizados. Visitaron el Vaticano, donde subieron los quinientos escalones hasta la cúpula de la Basílica de San Pedro, cuyos detalles fascinaron a la nieta de Susana. Al atardecer, después de devolver la moto en el local de alquiler, hicieron algunas compras y cerraron sus valijas para seguir viaje al sur de Italia. Con paradas en Capri, Positano y Cerdeña, los novios completaron el love tour con diez días de dolce far niente en las mejores playas del mar Tirreno.

  • Texto: Gabriela Grosso
  • Fotos: Ernesto Ruscio y Getty Images Argentina

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.