Danielle Nierenberg: "Se ve mayor interés de los empresarios"

La activista estadounidense, experta en agricultura sostenible, afirma que existen millones de productores conscientes
Tais Gadea Lara
(0)
25 de agosto de 2016  

Nierenberg (izq.) en uno de sus viajes por África
Nierenberg (izq.) en uno de sus viajes por África Fuente: LA NACION - Crédito: Gza. Nierenberg

Comprender la necesidad de una agricultura orgánica implica conversar con quienes vienen trabajando en contacto directo con los productores en todo el mundo. Danielle Nierenberg es una activista norteamericana experta en agricultura sustentable y alimentación; escribió sobre género y población, la expansión de la agricultura industrial en el mundo en desarrollo y las innovaciones de la producción sustentable.Con una maestría en Agricultura, Alimentación y Ambiente de la Universidad Tufts (Estados Unidos), viajó durante dos años por más de 60 países en África Subsahariana, Asia y América latina, donde se reunió con agricultores y productores, científicos y académicos, políticos y tomadores de decisión. En 2013 fundó Food Tank (foodtank.com), una organización que busca "crear una comunidad mundial para consumidores seguros, sanos y nutridos".

-¿Cómo define la agricultura sustentable?

-La sustentabilidad puede ser definida de muchas formas. Cuando nos referimos a la comida, estamos hablando de una producción segura, saludable y nutricional, con personas locales que perciben un ingreso justo por la labor que realizan, que ofrece un producto de calidad a los consumidores y que ayuda a proteger el ambiente.

-¿Cuál es la situación de la producción sustentable de alimentos hoy en el mundo?

-La producción sustentable es practicada por millones de personas en el planeta. En muchos casos, se presenta como la única alternativa de realizar agricultura porque las comunidades no pueden asumir los elevados costos de los fertilizantes y pesticidas. Al mismo tiempo, hay millones de productores que ya están practicando la agricultura sustentable. Desde que se inició la crisis financiera en 2007-2008, se ve mayor interés de los empresarios y los mismos agricultores que quieren realizar una transición, que no quieren depender más de los fertilizantes químicos, que quieren proteger los recursos naturales.

-¿Cuál es la escala real de este tipo de agricultura? ¿Hay grandes productores o sólo son pequeños?

-La mayor parte de los alimentos producidos en el mundo (alrededor del 70%), proviene de los pequeños agricultores. Estos agricultores no suelen estar certificados como orgánicos, pero están igualmente produciendo alimentos sin agroquímicos ni fertilizantes artificiales. Sin embargo, la agricultura orgánica es el segmento de más rápido crecimiento de la industria alimentaria. Sólo en los Estados Unidos, las ventas de alimentos orgánicos han crecido en un 11% a partir de 2015.

-¿Qué avances ve en la región latinoamericana y en un país como la Argentina que basa su agricultura en el uso de agroquímicos?

-No hay dudas de que los agricultores, especialmente en esta región, se enfrentan a muchísimos desafíos, sumado al impacto del cambio climático. Existe un movimiento muy fuerte, llamado La Vía Campesina, que es una de las organizaciones más grandes del mundo que defiende los derechos e intereses de los campesinos. En toda Latinoamérica hay lugares que invierten en asegurarse que los productores tengan un mejor acceso a los recursos naturales, que las mujeres puedan estudiar.

La conferencia, en octubre

Danielle Nierenberg será una de las oradoras internacionales de la edición 2016 de Sustainable Brands Buenos Aires, con su charla "Cultivando la igualdad en el sistema alimentario". El evento se realizará los días 13 y 14 de septiembre en la Usina del Arte. Más información en sustainablebrandsba.com

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.