Eduardo Sacheri: "La docencia en la provincia es un elefante gigantesco, venimos derrapando de manera escandalosa"

Eduardo Sacheri habló desde su experiencia docente
Eduardo Sacheri habló desde su experiencia docente Fuente: EFE - Crédito: Angel Díaz
El escritor, que sigue trabajando como profesor de Historia, consideró que uno de los problemas de la educación es que se pagan malos sueldos y no se encuentra "gente muy capacitada"
(0)
24 de agosto de 2016  • 20:02

El escritor Eduardo Sacheri opinó sobre el estado de la docencia, particularmente en territorio bonaerense, donde él todavía ejerce como profesor de Historia en el nivel secundario. En diálogo con Vuelo de Regreso , Sacheri planteó problemas relacionados a la calidad de los docentes y a los magros salarios como razones para entender el pobre nivel de la educación.

"La docencia en la provincia es un elefante gigantesco, y hace unos 30 años que venimos derrapando de manera escandalosa", dijo el autor de "La pregunta de sus ojos".

Sacheri enumeró algunos puntos que, en su opinión, conspiran contra una educación de calidad. "Se pagan malos sueldos, se recluta personal muy mal capacitado. No hay muchos buenos docentes en el nivel secundario", indicó. Y subrayó: "Te encontrás con mucha gente que trabaja de eso porque no ha tenido ocasión de trabajar de otra cosa".

"Si no pagás buenos salarios, no vas a encontrar gente muy capacitada", agregó el escritor, cuyas obras podrán conseguirse con las ediciones de los jueves de LA NACION.

Otro de los inconvenientes que marcó Sacheri en relación al nivel docente es "el dilema entre inclusión y calidad". El escritor plateó: "Tendemos a incluyamos, incluyamos, y el costo ha sido bajamos, bajamos. Y nos encontramos con que el título secundario no vale nada".

El ganador del Premio Alfaguara de Novela dijo que se mantiene en la docencia por gusto. "Sigo dando clases en secundaria, una mañana por semana. Lo disfruto mucho. Me parece muy importante que aprendan Historia", señaló.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.