La guerra fría: la Conmebol lleva a Rodolfo D'Onofrio a la FIFA para ponerle freno a Daniel Angelici

Como contrapeso de la Liga Sudamericana de Clubes, que encabeza el presidente de Boca, el actual titular de River es el elegido para representar al fútbol de la región en Zúrich
Alejandro Casar González
Fernando Czyz
(0)
28 de agosto de 2016  • 10:00

Por primera vez en 28 años, el fútbol argentino podría perder su silla en la FIFA . La renuncia de Luis Segura a su cargo en el Consejo de Zúrich abre las puertas para que la Conmebol designe a un directivo de otro país. Una jugada política del presidente, el paraguayo Alejandro Domínguez , servirá para que el lugar que supo mantener Julio Humberto Grondona continúe en manos de la AFA .

El miércoles a la noche, los directivos de los diez países que integran la Conmebol fueron a cenar a "El Pobre Luis", una típica parrilla porteña, en el barrio de Belgrano. Allí, un dírigente con peso específico se unió a la comitiva de Conmebol: Rodolfo D'Onofrio, el presidente de River. El directivo millonario, que un día después festejaría la obtención de la Recopa Sudamericana en el estadio Monumental, charló con Domínguez. El paraguayo ya sabía que D'Onofrio no iría a la reunión de la Liga Sudamericana de Clubes , que encabeza su 'enemigo íntimo' Daniel Angelici . El presidente de Boca había convocado a 51 presidentes de los principales clubes sudamericanos a una asamblea general en el hotel Savoy para al día siguiente.

En la conversación, Domínguez jugó su carta: quiere a D'Onofrio de su lado. Según pudo reconstruir LA NACION, le ofreció ser el reemplazante de Segura en Suiza. De esa manera, Domínguez conseguiría el contrapeso necesario para Angelici. que estuvo muy duro tras el cónclave de la Liga Sudamericana de Clubes. Y, de esta manera, el fútbol argentino no perdería su histórico lugar en Suiza.

Ante la consulta de LA NACION en una entrevista, Alejandro Domínguez ya había expresado que los argentinos "no tenían que preocuparse" por perder ese histórico lugar en FIFA, incluso ante la ambición que ya había manifestado Laureano González, presidente de la Confederación Venezolana.

De todas maneras, la decisión no será comunicada hasta el 14 de septiembre, cuando la Conmebol realizará su Asamblea Extraordinaria en Lima (Perú). Si bien el objetivo principal de la reunión será aprobar la reforma del estatuto, también se confirmará quién concurrirá a las reuniones de la FIFA en lugar de Segura. Los representantes actuales de Conmebol son el paraguayo Domínguez (que además es vicepresidente de la FIFA), el brasileño Fernando Sarney y el uruguayo Wilmar Valdez .

De esta manera, el tablero político argentino quedaría con Armando Pérez como representante argentino ante Conmebol hasta finalizar el mandato del Comité de Regularización de AFA y Rodolfo D'Onofrio como embajador del fútbol sudamericano en Zúrich, una tarea que había desarrollado en la gestión Segura pero sin cargo establecido.

ac/fc/ae

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.