Claudio Avruj dijo que el número de 30.000 desaparecidos es "emblemático" y "tiene que ser respetado"

Tras la polémica, el secretario de Derechos Humanos volvió a hablar sobre la cifra de desaparecidos en la dictadura; dijo que "no puede" apelar la prisión domiciliaria para el represor Etchecolatz
(0)
25 de agosto de 2016  • 18:28

El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, destacó hoy que el número de 30.000 desaparecidos en la dictadura militar es "emblemático y tiene muchísima fuerza en la construcción democrática", por lo que tiene que ser "respetado"; al tiempo que cuestionó que el debate "no puede estar nunca viciado por la política" y que, en todo caso, debería ser una discusión "académica".

Asimismo, en relación al otorgamiento de prisión domiciliaria al represor Miguel Etchecolatz, Avruj recordó que la Secretaría "no puede apelar porque el Código Procesal se lo impide, por su carácter de querellante" en causas por delitos de lesa humanidad.

"En rigor de verdad, el número sigue siendo indeterminado, pero tenemos que tener en claro que el debate de los números no puede ser nunca un debate deseado por la política ni de interés partidario. Es un número simbólico, emblemático que tiene muchísima fuerza en la construcción democrática y tiene que ser respetado. Siempre el número, cuando suceden catástrofes de este tipo, se genera por las víctimas, por el daño que causan los perpetradores de no querer dar la información como corresponde, y se va haciendo una construcción", sostuvo en diálogo con Radio Delta.

Y agregó: "Desde los militares, en la época más dura, hubo diferentes números, 8 mil, 17 mil. Los mismos militares hablaron de miles. Incluso en los documentos desclasificados que trajo John Kerry se habla de 22 mil. Hay que entender esa construcción emblemática y simbólica y respetarla. Pero por otro lado es cierto que el primer informe que se tuvo y el informe real que surge de los registros de familiares y amigos de detenidos por razones políticos es el de la Conadep, que son 8460. También es cierto que en el Parque de la Memoria, en función de investigaciones que se fueron concretando de la Conadep en adelante, son 10.000. El número en realidad no es un debate político, en todo caso académico", expresó.

"Hablando del Holocausto, nunca se determinó que son 6 millones. Pero son debates académicos, que en algún momento pueden dar un número más arriba o más abajo. Uno, diez, treinta mil. El 30 mil hay que respetarlo como número emblemático, como toda la sociedad, a partir de la consigna de no a los desaparecidos, los desaparecidos tienen que aparecer con vida y Justicia", expresó.

Ayer, el jefe de Gabinete, Marcos Peña dijo en el Congreso que "uno o infinito es la misma tragedia". "La discusión del número no modifica nuestra política de defensa de los derechos humanos. La cifra de 30 mil tiene carácter simbólico propuesto por las organizaciones, es una bandera que trasciende nuestro país. La única lista oficial es la que difundió la Conadep, que es inferior".

Así, el jefe de Gabinete respondió a una diputada kirchnerista que lo indagó sobre los dichos del presidente Mauricio Macri, quien manifestó semanas atrás que "no tenía idea" si la cifra real es de 30.000 desaparecidos", lo que desató una fuerte polémica en el ámbito de los organismos de los derechos humanos.

Etchecolatz

Avruj se refirió también al reciente otorgamiento de prisión domiciliaria al represor Miguel Etchecolatz y afirmó: "La política histórica de la Secretaría de Derechos Humanos, en su carácter de querellante, fue no apelar esos pedidos, pero no por una decisión caprichosa sino porque no puede ya que el Código Procesal se lo impide, por su carácter de querellante" en causas por delitos de lesa humanidad.

"La que puede apelar es la Fiscalía" los pedidos de otorgamiento de prisión domiciliaria, añadió. Y lo que hizo la secretaría de Derechos Humanos fue "presentar en la querella un pedido para que se revean los pedidos de revocatoria porque analizamos que las pericias médicas dadas por el cuerpo médico forense no justificaban la prisión domiciliaria".

Avruj recordó: "Tenemos 460 ex militares en prisión domiciliaria, del universo de 1.056 detenidos; y de esos, 441 fueron dadas durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y no fueron apeladas, no porque había un doble discurso, sino porque la Secretaría de Derechos Humanos no podía".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?