Suscriptor digital

China y la Argentina acordaron una fórmula para equilibrar la balanza comercial

Los líderes de ambos países avanzaron sustancialmente en la "alianza estratégica integral" que selló Cristina Kirchner
Martín Dinatale
(0)
3 de septiembre de 2016  • 03:32

HANGZHOU.- Si la balanza comercial entre la Argentina y China hoy es altamente deficitaria para nuestro país, Mauricio Macri y su par Xi Jinping parecieron encontrar una fórmula inmediata para solucionar este tema: buscarán que en los próximos años llegue al país un millón de turistas chinos para dejar sus yuanes en Buenos Aires, se les dará valor agregado a los productos argentinos que se exportan a Pekín y los chinos agilizarán las trabas fitosanitarias para aumentar la compra de alimentos argentinos.

Durante los 30 minutos que esta mañana duró la charla de Macri con Xi en la Casa de los Huespedes situada en esta populosa ciudad, ambos presidentes avanzaron sustancialmente en la "alianza estratégica integral" que selló Cristina Kirchner con China y ajustaron varios puntos que el gobierno macrista objetó desde un inicio.

Por lo pronto, el déficit comercial que hoy es de unos 6000 millones de dólares en detrimento de la Argentina buscará revertirse con un plan de acción que ayer Xi y Macri acordaron.

Según pudo saber LA NACION de funcionarios de la comitiva que estaban en el encuentro, Macri le planteó al presidente de China su preocupación por el déficit comercial entre los dos países y le propuso compensar esto aumentando el ingreso de turistas chinos al país. Hoy ingresan unos 30.000 turistas al año a la Argentina provenientes de China y la idea es que en el futuro puedan visitar la Argentina un millón de chinos. Para esto se le darán facilidades de visado a los chinos. El programa que ya se puso en marcha prevé que cualquier ciudadano chino que tiene visa para ingresar a Estados Unidos o a Europa pueda ingresar al país sin visado y los que no tengan ese visado se les dará uno por 5 años hasta anular la visa.

A la vez, ambos presidentes acordaron que la agencia fitosanitaria de China para la región se instale en la Argentina: Macri ofreció así las oficinas en el ministerio de Agricultura y Ganadería. De esta manera, la idea es que sean muchos más ágiles los controles y las aprobaciones de nuestros productos que luego son exportados a China. "Dar valor agregado y no vender solo soja a China es clave para dar empleo e ingreso a nuestros ciudadanos", dijo Macri al finalizar la reunión.

Para completar la fórmula de un intercambio comercial más equilibrado, la Argentina enviará a China productos con mayor valor agregado como por ejemplo los lácteos.

En el encuentro de presidentes que participaron por el lado argentino la canciller Susana Malcorra , el vocero Ivan Pavlovsky; el secretario de Asuntos Estrategicos Fulvio Pompeo; el viceministro de Hacienda Pedro Lacoste y el embajador Diego Guelar.

Allí se acordó también con el presidente de China que la construcción de las represas de Santa Cruz que levantará una empresa china empezará el próximo mes y en el primer trimestre del año que viene será el turno de la primera central nuclear construida por China en el país.

Por otro lado, China aceptó las correcciones en el acuerdo por la estación espacial China en Neuquén para que sea sólo de uso civil y no militar. De esta manera, se deberá enviar al Congreso un anexo con este tema para su aprobación definitiva.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?