Suscriptor digital

Creen que "Mi Sangre" planeaba fugarse de la cárcel de Ezeiza para evitar la extradición

Tras secuestrar un iPhone con conexión a Internet en la celda del narco Henry de Jesús López Londoño, el Servicio Penitenciario Federal separó al director de la prisión
Gabriel Di Nicola
(0)
4 de septiembre de 2016  

El iPhone y el móden ocultos dentro un expediente
El iPhone y el móden ocultos dentro un expediente Crédito: Twitter

Siempre hubo hipótesis de que podía haber un plan para rescatarlo en medio de un traslado o en un copamiento del Complejo Penitenciario Federal I, en Ezeiza. Henry de Jesús López Londoño, más conocido como "Mi Sangre", no un preso más. Y, desde mayo pasado, cuando el juez federal Sebastián Ramos falló en favor de que sea extraditado a los Estados Unidos las señales de alarma se agudizaron: en las últimas horas, tras descubrir que el narco tenía oculto en su celda un teléfono iPhone y un módem para poder conectarse a Internet, se separó al director de la prisión, Héctor Retamoso.

Para las máximas autoridades del Servicio Penitenciario Federal (SPF) no hay dudas de que antes de que la Corte Suprema de Justicia decida sobre la extradición a los Estados Unidos de López Londoño, donde se lo acusa de tráfico de drogas en gran escala, se preparaba un plan para que se fugara de la cárcel. La hipótesis principal que se analiza es que se preparaba un copamiento desde el exterior de la cárcel.

Así lo informaron a LA NACION calificadas fuentes oficiales. "Mi Sangre" está preso en la Argentina desde el 30 de octubre de 2012, cuando fue apresado al salir de un restaurante en Pilar. El por entonces secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, lo definió como "un hombre extremadamente peligroso, no sólo por su historial, sino por el tipo de organización que construyó en Colombia y en otros países de Sudamérica".

Según las fuentes consultadas, después de que la defensa de "Mi Sangre" recurriera a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para apelar el fallo del juez federal Ramos, se "encendieron las alarmas".

"Con la presentación ante la CSJ comenzó la cuenta regresiva. No quiere irse extraditado a los EE.UU. donde puede pasar 50 años presos", explicaron las fuentes consultadas.

En las últimas horas se activaron protocolos de seguridad cuando se detectó que durante una de las visitas de rutina, la abogada María Gabriela Ricagno una de las letradas que representa a López Londoño, pretendía ingresar en la cárcel con un mapa del partido de Ezeiza.

"En ese momento, se procedió con el protocolo de seguridad y se hizo una requisa en la celda del recluso", explicaron las fuentes.

En la inspección, los agentes penitenciarios descubrieron que "Mi Sangre" tenía un iPhone y un módem para poder conectarse a Internet. El teléfono estaba oculto en un hueco hecho en un expediente judicial.

López Londoño había sido autorizado por el juez federal Ramos para tener una notebook, pero en la requisa se secuestró la computadora para ser peritada. Según fuentes de la investigación, si bien aún no terminaron los peritajes, se supo que entre los documentos guardados había una imagen de Google Earth de un mapa de Ezeiza.

"No tenemos dudas de que López Londoño planeaba una fuga. No quiere ser extraditado a los Estados Unidos y tiene los medios económicos para intentarlo", agregaron fuentes judiciales.

Después de la requisa, "Mi Sangre" fue sacado de su celda del módulo 6 y fue llevado a otro sector que, por cuestiones de seguridad, no fue revelado.

Pocos minutos después, el director nacional del SPF, Emiliano Blanco, pasó a disponibilidad a Rematoso y a dos agentes penitenciarios porque "no estaban a la altura de cómo actuar ante un interno de alto riesgo. Por acción u omisión permitieron que López Londoño tuviera acceso al iPhone", explicaron las fuentes consultadas.

Blanco estuvo ayer en la cárcel de Ezeiza. "Felicité al personal que actuó una vez que se puso en marcha el protocolo de seguridad porque lo hizo bien y rápido", dijo a LA NACION el director nacional del SPF.

Ricagno negó que el mapa que llevó a la cárcel fuera para un plan de fuga y dijo que todo se trata de una exageración del SPF para "presionar a la CSJ para que resuelva a su gusto, es decir en favor de la extradición".

La abogada explicó a LA NACION que el plano lo compró a pocos metros de la municipalidad y que fue ella quien pidió autorización para ingresarlo durante su visita a "Mi Sangre". "No fue descubierto en una requisa como dieron a entender. López Londoño siempre estuvo a Derecho no es creíble que quiera fugarse".

Lo cierto es que desde ayer, ante un eventual copamiento de la cárcel, personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, vigila la zona.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?