Los "medio techo", beneficiarios del Procrear afectados por la inflación

Miles de familias que recibieron créditos durante el kirchnerismo no pueden terminar sus casas por los costos crecientes; afirman que la solución que ofreció el Gobierno no alcanza
Gabriel Sued
(0)
5 de septiembre de 2016  

Barrio Tibiletti, en Paraná: casas de Procrear a medio terminar
Barrio Tibiletti, en Paraná: casas de Procrear a medio terminar Fuente: LA NACION

Los reclamos se multiplican en todos los rincones del país. Son relatos de sueños truncos. Es el drama de los "medio techo", la historia compartida de miles de familias que recibieron créditos del plan Procrear durante el gobierno anterior y que, por la escalada de la inflación, no pueden terminar sus casas.

El universo es variado. Incluye a familias que tienen el terreno, pero todavía no empezaron a construir; a otras que recibieron parte del dinero del programa oficial y no pudieron reclamar el resto por la falta de avance en las obras, y a familias que habiendo obtenido todo el crédito no llegaron a terminar sus viviendas.

El denominador común: reclaman un refuerzo monetario y denuncian que el plan complementario que lanzó el Gobierno hace un mes deja afuera al 90% de las familias. Con ese mensaje buscan visibilidad en las redes sociales y recorren desde hace meses despachos del Poder Ejecutivo y del Congreso, en busca de una solución urgente. Adonde van llevan carpetas llenas de fotos de los "esqueletos": así les dicen a las viviendas a medio terminar, sin ventanas ni techos.

La cifra de los afectados es parte de la discusión: según Procrear Federal, la red que reúne a las familias perjudicadas, pueden llegar a ser 42.000. Más moderados, cálculos de la oposición estiman que son unas 22.000. En la Anses sostienen que son la mitad y argumentan que sólo 1600 familias se anotaron en un relevamiento preliminar, hecho por la diputada radical Brenda Austin, integrante de la Comisión de Vivienda.

"Es una tontería discutir cuántos somos. No estamos haciendo política ni nada. Sólo pedimos que se les dé un complemento del préstamo a todos los que no llegaron a terminar la casa por el aumento de los costos, como se hizo en 2014. Si somos pocos, mejor para el Gobierno", dice, desde Salta, Nicolás Maggio, integrante de Procrear Federal. Con su mujer, salieron sorteados en 2013, pero tardaron en conseguir el terreno. Son parte de un grupo de 575 familias del barrio Pereyra Rozas, al norte de la capital provincial. "La inflación es mortal, porque te prestaban hasta 500.000 pesos. Ahora el metro cuadrado de construcción cuesta 10.000 pesos. O sea que no podés hacer más que 50 metros y para una familia con cuatro hijos eso es inviable", advierte Nicolás.

Mariana Godoy, de Paraná, Entre Ríos, es una de las personas que tienen la casa por la mitad. Es empleada pública, tiene 29 años y una hija. Salió sorteada en 2013 y le otorgaron el crédito en julio del año pasado. "Ya cobramos todo el préstamo, pero nos alcanzó sólo para el 70 por ciento de la casa. Tengo las tarjetas de crédito hasta arriba y no tengo plata para poner las aberturas. El padre de mi hija, que es empleado administrativo, puso el techo de chapa, hizo los revoques, tuvo que aprender a ser albañil", cuenta, al borde del llanto.

Mariana y Nicolás son una muestra de casos que se repiten en todo el país. Algunas familias optaron por mudarse igual y vivir en los "esqueletos". Otras siguen pagando un alquiler o viviendo de prestado en la casa de algún familiar.

Ante esta situación y en forma paralela a la reconversión general del Procrear, la Anses lanzó a fines de julio un plan Procrear Complementario, destinado específicamente a los beneficiarios del programa anterior que no terminaron su vivienda. Se dejó afuera a las familias con ingresos superiores a 30.000 pesos (los dos segmentos más altos de un total de 5), a aquellas con casas de más de 90 m2 y a los que empezaron la obra antes del 1° de enero de 2015, ante el supuesto de que para fin del año pasado ya deberían haberla tenido terminada. Las familias deben presentar una nueva carpeta con documentación y tener un avance de obra de entre el 65 y el 85%.

"Al tener un presupuesto limitado, como entendemos que el reclamo es válido, se fijaron criterios. Pero no son criterios restrictivos", afirmó la directora general de Programa Especiales de la Anses, María Eugenia López Isnardi, ante la consulta de LA NACION. La funcionaria sostuvo que es difícil cuantificar el número de familias afectadas porque hay muchas que usaron fondos propios para terminar sus casas y que la cifra real se va a conocer a partir del viernes próximo, fecha prevista para el inicio de la inscripción en el plan complementario. "Nuestra intención es atender todos los reclamos, por eso el programa prevé mecanismos para excepciones que no estén incluidos dentro de los criterios generales. Hasta un 20% de los fondos se pueden destinar a las excepciones", detalló.

Los requisitos fijados por la Anses tampoco resultaron adecuados para la oposición. En su último informe ante la Cámara de Diputados, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, recibió duros cuestionamientos de Diego Bossio y de Axel Kicillof, los dos máximos responsables del Procrear durante el gobierno anterior. Además, la Comisión de Vivienda de la Cámara baja emitió hace diez días dictamen favorable, con el respaldo de todos los bloques de la oposición, de un proyecto de Pablo Kosiner (Bloque Justicialista) y Guillermo Carmona (FPV), para ampliar el Procrear Complementario. Aunque en "disidencia parcial" al dictamen lo firmaron hasta los diputados de Cambiemos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.