Los cinco exabruptos de Rodrigo Duterte, el presidente filipino

Rodrigo Duterte, el presidente filipino, hoy en la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN)
Rodrigo Duterte, el presidente filipino, hoy en la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) Fuente: Archivo - Crédito: Reuters
Siempre polémico, además de insultar a Obama, en otras oportunidades se descargó contra el papa Francisco y el embajador norteamericano en Filipinas
(0)
6 de septiembre de 2016  • 14:41

MANILA.- No es la primera vez que el presidente filipino, Rodrigo Duterte, comete un exabrupto. Ayer llamó “hijo de puta” a Barack Obama y acto seguido el presidente norteamericano canceló una reunión que tenía prevista con el mandatario en el marco de la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Duterte es conocido por su lenguaje soez y por su impulsividad. Pero a pesar de sus constantes polémicas, el presidente goza de una popularidad del 91% en su país. A continuación algunos de los exabruptos del mandatario.

Insultó al Papa

Durante un discurso por el lanzamiento de su campaña presidencial en noviembre pasado, Duterte se refirió al papa Francisco como "hijo de puta" por haber provocado atascos durante una visita a Filipinas donde un 80% de la población se identifica como católica. En mayo pasado, después de que Duterte ganara las elecciones, su vocero dijo que el presidente quería verlo al Papa en el Vaticano para darle explicaciones y pedir perdón.

Grave agresión contra el embajador norteamericano

El mes pasado, el presidente filipino llamó al embajador de Estados Unidos "homosexual" e "hijo de puta" en dialecto local (tagalo). El gobierno norteamericano no tardó en responder a la provocación y convocó al agregado de negocios filipino en Washington, Patrick Chuasoto. "Como usted sabe, me peleo con el embajador del secretario de Estado, John Kerry. Su embajador homosexual, hijo de puta. Me jode", había dicho el presidente.

Una broma de mal gusto

En abril pasado, Duterte se ganó el rechazo de la opinión pública internacional cuando en un acto de campaña bromeó sobre la violación y el asesinato de la misionera australiana Jaqueline Hamil. La mujer fue tomada como rehén en 1989, cuando estalló una revuelta en la prisión en la que trabajaba. "Violaron a todas las mujeres", recordó Duarte, que era alcalde de Davao. "Entre ellas estaba esta misionera australiana... Y cuando vi su rostro, pensé: 'Mierda. Qué lástima'. La violaron, puestos en fila. Fue terrible que la violaran. Era tan hermosa... ¡El alcalde debió ser el primero!" Días después, pidió perdón por sus dichos.

"Los voy a matar", les dijo a los narcotraficantes

"A todos ustedes que andan con drogas, a ustedes, hijos del diablo, de verdad que los voy a matar". Eso gritó Duterte, a principios de mayo durante su último mitin de campaña en la capital de su país, Manila, antes de las elecciones presidenciales. “No tengo paciencia, ni término medio. O me matan a mí o los mato a todos, idiotas", añadió. Desde que asumió el 30 de junio pasado, el presidente lanzó una feroz lucha contra el narcotráfico. Muchos cuestionan sus métodos antidemocráticos.

El conflicto con Obama

Duterte fue advertido de que Obama podría cuestionarlo por sus políticas sobre los derechos humanos y los supuestos crímenes extrajudiciales que se producen en su país donde, desde que asumió en junio pasado, murieron aproximadamente 2400 personas en manos de la policía durante operativos antidrogas. En una conferencia de prensa, el presidente Filipino afirmó al respecto: "Debes ser respetuoso. Y no sólo lanzar preguntas y comunicados. Hijo de puta, te voy a maldecir en ese foro" [dijo en referencia a Obama]. Luego agregó: "Nosotros ya no somos colonia de Estados Unidos. ¿Quién es este hombre? Mi único dueño es el pueblo filipino". Sin embargo, hoy envió un comunicado en que dijo que su intención no era insultar a Obama. "Lamentamos que [los comentarios] se hayan entendido como un ataque personal hacia el presidente de Estados Unidos", sostuvo.

Agencias AFP, Reuters y AP

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.