Suscriptor digital

La vuelta de Bergessio a San Lorenzo: sus mejores momentos y el recuerdo del "monumentalazo" azulgrana

Bergessio en su noche consagratoria en el Monumental
Bergessio en su noche consagratoria en el Monumental
Luego de seis años y pese a no haber conseguido ningún título, el delantero confirmó su vuelta al Ciclón; memorias de la noche del golpe en Núñez en 2008
Fernando Vergara
(0)
8 de septiembre de 2016  • 12:21

Si bien no pudo conseguir ningún título, el paso de Gonzalo Bergessio por San Lorenzo dejó una huella imborrable. Su potencia y sus goles quedaron en la memoria de los azulgranas, que lo repatriaron después de seis años en el fútbol europeo -jugó en Saint Ettiene, Catania y Sampdoria- y una temporada en Atlas de México.

El delantero cordobés brilló en San Lorenzo en la temporada 2008/09. En sus dos años en Boedo -llegó de la mano de Ramón Díaz-, jugó un total de 70 partidos y anotó 28 goles. "Gracias San Lorenzo por confiar. No los voy a defraudar", dijo el goleador tras confirmar su vuelta.

Apenas desvinculado del Atlas mexicano, Lavandina regresó al país y se entrenó con el plantel de Platense, el club en el cual hizo su debut en el fútbol profesional. Bergessio también jugó en Instituto de Córdoba, Racing, Saint Etienne, de Francia, y Benfica, de Portugal.

En un repaso de los mejores momentos del delantero con la camiseta azulgrana, automáticamente aparece en la mente la noche del 8 de mayo de 2008. El recuerdo sigue latente. En el estadio Monumental, River y el Ciclón disputaban el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores. En la ida, San Lorenzo había ganado 2 a 1. En Núñez, River se había puesto en ventaja 2 a 0 e inclusive disponía de ventaja numérica: para los de Ramón Díaz se habían ido expulsados Diego Rivero, a los 42 de la etapa inicial, y Jonathan Bottinelli, a los 13 del segundo tiempo. Todo estaba en manos del equipo de Diego Simeone, era cuestión de minutos y de administrar la superioridad. Pero el refrán asegura que "lo que no te mata, te fortalece" y San Lorenzo apeló al fuego sagrado. Bergessio logró el primer gol a los 24 minutos del complemento.

No son pocos los hinchas de San Lorenzo que reconocen que los goles de Bergessio esa noche ante River califican para entrar en el lote de "los más gritados" en la historia del Ciclón. Para coronar esa jornada memorable, el delantero anotó el 2 a 2 a los 27 minutos de la segunda parte. Era lo impensado para los hinchas locales, lo utópico para quienes estaban en la popular visitante. "Pensé que estábamos muertos. Con unos huevos tremendos lo pudimos sacar adelante", declaró el goleador apenas concluido el encuentro. Con una reacción maravillosa, el Ciclón consumaba un pase histórico.

Continuando con su buena tarea en esa Copa Libertadores 2008, Bergessio fue clave para llegar a los penales en los cuartos de final frente a la Liga de Quito. En la ida, igualarían 1 a 1 -con un error increíble de Agustín Orion- y en Quito repetirían el marcador con goles de Damian Manso y el propio Bergessio. Semanas más tarde, los ecuatorianos dieron la vuelta olímpica en ese certamen. Edgardo Bauza, su DT, comenzaría allí su romance con la gloria a nivel internacional: seis años después tocaría celebrar en Boedo.

En el plano local y siempre con la camiseta azulgrana, Bergessio también se destacó por marcar ante otros equipos grandes.

En el Clausura 2009, Lavandina -un ex de la Academia- hundió todavía más a un Racing que en ese semestre disputaría la Promoción frente a Belgrano de Córdoba. Por la quinta fecha, San Lorenzo ganó 1 a 0 y el cordobés marcó la única conquista.

En el torneo Clausura 2009, Bergessio fue el autor del tanto del empate 1 a 1 ante Boca, en el Nuevo Gasómetro. Encarador y potente, el atacante nunca tuvo problemas a la hora de definir: de derecha -su perfil- o izquierda da igual y no resultan impedimentos para cerrar la jugada.

Frente a River volvió a repetir y fue su verdugo nuevamente, esta vez en el Clausura 2009. El Ciclón, que venía de dos derrotas consecutivas, no tuvo problemas para vencer 5 a 1 al equipo millonario y logró una de las goleadas más trascendentes de su historia. Ante un rival que le fue hostil históricamente, San Lorenzo reeditaría un 5-1 ante River luego de 52 años. Con Miguel Russo en el banco, golearon a un oponente inexpresivo. Bergessio fue el autor del cuarto gol.

Uno de los tantos más lindos de Bergessio llegaría casi en el final de su transitar por San Lorenzo. En la visita a La Plata por el Clausura 2009, el Ciclón vencería 2 a 1. Con el encuentro igualado, el delantero recibió de espaldas afuera del área, giró y la clavó en el segundo palo. Golazo.

fv/fc/av

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?