Suscriptor digital

La Corte bonaerense dejó firme el fallo que absolvió al juez Hooft

El tribunal entendió que no se demostró su complicidad con la dictadura
Darío Palavecino
(0)
12 de septiembre de 2016  

MAR DEL PLATA.- Por amplia mayoría, la Suprema Corte de Justicia bonaerense rechazó un recurso extraordinario de nulidad que interpuso la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y dejó firme el fallo del tribunal de enjuiciamiento que absolvió al juez Pedro Federico Hooft. Al magistrado se lo acusaba por supuestas complicidades y delitos de lesa humanidad en ejercicio de su cargo durante la última dictadura militar.

Cuatro de los cinco miembros del máximo tribunal provincial entendieron que la citada denuncia contra Hooft por "afectación de derechos constitucionales de debido proceso, acceso a la justicia e imparcialidad, y la tacha de arbitrariedad del pronunciamiento no cumple con el estándar que para asuntos de esta naturaleza se requiere". Así, consideraron que el rechazo al recurso se impone al no estar "demostrada en forma nítida, inequívoca y concluyente la lesión de tales derechos".

Pedro Hooft, juez de Mar del Plata
Pedro Hooft, juez de Mar del Plata Fuente: Archivo

A Hooft, que lleva cuatro décadas como magistrado y en la actualidad está al frente del Juzgado en lo Correccional N°4 del Departamento Judicial Mar del Plata, se lo acusaba de no haber tramitado recursos de habeas corpus a favor de detenidos por el último gobierno militar.

El avance de esta denuncia llevó al juez a una suspensión en su cargo hasta afrontar un jury en abril de 2004. Al cabo de un extenso debate y por amplia mayoría (8 a 2), el Tribunal de Enjuiciamiento de Magistrados resolvió absolverlo y reintegrarlo a sus funciones.

Ante ese fallo, Hipólito Luis Alen, subsecretario de Protección de Derechos Humanos de la Nación, había formalizado este recurso extraordinario de inconstitucionalidad, nulidad e inaplicabilidad de ley con intenciones de impugnar aquel jury y repetir el proceso. Entendía que en aquella oportunidad se afectaron derechos constitucionales que ameritaban la nulidad de lo actuado.

Desde entonces, la defensa ha denunciado una campaña sistemática contra Hooft, con citaciones a declarar en otra causa que -cuestionan- está fundamentada en mismos denunciantes, cargos, testigos y elementos de prueba con los que el jury lo consideró inocente. También señaló complicidades dentro del sistema judicial que permitirían probar una persecución contra este juez.

En declaraciones a La Nacion, Hooft había advertido que "la pretensión de forzar un resultado opuesto al del jury, que finalizó con una sentencia absolutoria con abrumadora mayoría de ocho votos contra dos, significaría un verdadero escándalo jurídico que generaría una situación de gravedad institucional".

Con los votos de Hilda Kogan, Luis Genoud, Héctor Negri y Víctor Violini, la resolución rechaza el recurso presentado por la querella. El único juez que consideró declarar nulo el fallo del jury y la realización de un nuevo juicio fue Eduardo De Lázzari.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?