Marcelo Fuentes: "Macri encabeza una restauración conservadora"

El senador kirchnerista se muestra crítico con el Gobierno y con la renovación del PJ
Gustavo Ybarra
(0)
13 de septiembre de 2016  

Crédito: Ricardo Pristupluk

El senador Marcelo Fuentes (FPV-Neuquén) es un kirchnerista de nota y no lo disimula. Se declara acérrimo opositor de Mauricio Macri por considerar que encarna una "restauración conservadora de manual" y advierte que las políticas del Gobierno sólo se pueden sostener con una etapa represiva.

En diálogo con LA NACION, el legislador dijo que el kirchnerismo perdió "por los aciertos" y no por los errores de Cristina Kirchner y calificó de "maquillaje" la renovación del PJ. "El peronismo discute su representación en la calle y en la defensa de derechos", sentenció.

-¿Por qué no le vota ningún proyecto al Gobierno?

-Porque este gobierno conforma una restauración conservadora de manual. Cuando los sectores populares arañan una línea imaginaria en la discusión del ingreso, a lo largo de la historia argentina el correctivo era el golpe de Estado, acompañado de la edificación, a través de la comunicación y de lo cultural, de una leyenda negra de esos avances populares. Yrigoyen era un viejo esclerótico al que le escribían los diarios, Perón era un viejo corrupto que violaba a las chicas de la UES, Illia un viejo lento, una tortuga.

-¿Por qué Macri es una restauración conservadora?

-Porque apunta a desmantelar las conquistas y participación en la distribución de la riqueza de estos últimos doce años. Las primeras medidas son claras. La duda es si vienen a gobernar con una perspectiva de prolongación en el tiempo o es un "venimos por la nuestra, la agarro y me voy". Este gobierno lo primero que hizo fue arreglar la deuda, un negocio financiero; y una devaluación que le sacó el 50% del ingreso a la gente de un día para el otro.

-El Gobierno adjudica esas medidas a la herencia recibida.

-Creo que, más allá de los enojos, la gente abre la heladera, mira y compara lo que tenía a esta misma altura el año pasado y lo que tiene ahora y es clara la diferencia.

-¿Por qué votó la gente a Macri, entonces?

-Creo que es un fenómeno que se da en la Argentina: a una política de un gobierno que subsidia la moneda de intercambio, que mantiene estricto control para posibilitar la creación de trabajo y garantiza paritarias por encima de la inflación algunos sectores, que son favorecidos, que tienen trabajo, encima quieren que le subsidien la moneda para atesorar y para viajar.

-¿Dice que la sociedad se pegó un tiro en el pie?

-Creo que la sociedad se pegaría un tiro en el pie si Macri fuera permanente, pero vivimos en democracia y tenemos a la vista el giro de políticas y los incumplimientos. Me preocupa la política de precarizar el trabajo para tensar la demanda laborar y bajar salarios que, seguida de una etapa de cambios en el régimen previsional, no es sostenible sin una tercera etapa, que es la represiva.

-¿El gobierno de Cristina Kirchner no tiene responsabilidad en el voto a Macri?

-Mi respuesta es muy sencilla. No dejo de reconocer errores, pero el problema son los aciertos. Haber generado una política de redistribución y de expansión de los sistemas de cobertura confronta con un mundo de negocios y de intereses que tiene un poderoso aparato de comunicación donde se genera el desarrollo de campañas de críticas. Cuánto tiempo pueden coexistir el trencito de Festilindo y la leyenda negra con el deterioro de las condiciones materiales es lo que va a determinar las posiciones políticas.

-¿La leyenda negra son las denuncias de corrupción contra el anterior gobierno?

-Sí, la descalificación. Quienes recorrimos el país vimos todo lo que se desarrolló en escuelas y hospitales. Pero ese reconocimiento no va a surgir del adversario político, sino que surgirá del cotejo con la realidad, de la memoria y del grado de conciencia que los ciudadanos tengan. Esto se expresará en el voto el año próximo.

-¿Qué opina del peronismo que acompaña al Gobierno?

-A mí me hubiera gustado de entrada una posición opositora mucho más clara del bloque. Pero también reconozco las realidades políticas. Por eso reconozco la conducción de Miguel Pichetto, que ha tenido la capacidad de contener visiones distintas en medio del aprendizaje de pasar a ser oposición.

-¿Qué les dice a los que quieren un PJ sin Cristina Kirchner?

-Creo que es imposible, porque la realidad es un límite. En la medida en que el proceso de deterioro material, producto de las políticas que lleva adelante el Gobierno, se acreciente, esas conductas se van a ir corrigiendo. De hecho, estamos asistiendo a formas más severas de oposición.

-¿Qué siente cuando escucha la palabra renovación?

-Una cosa es la renovación como el maquillaje de una dirigencia. Lo otro es la actualización de los compromisos de lucha. Eso se da en la coherencia, y para tener coherencia y ser oposición no hay que tener prontuario.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.