La Corte confirmó la extradición de "Mi Sangre" a los Estados Unidos

Henry de Jésús López Londoño fue detenido en octubre de 2012, acusado de narcotráfico
Adrián Ventura
(0)
13 de septiembre de 2016  • 17:03

La Corte Suprema concedió la extradición a los Estados Unidos al jefe narco colombiano Henry de Jesús López Londoño, alias "Mi Sangre".

La semana última, a las pocas horas de que se hicieran públicas las sospechas del Servicio Penitenciario Federal (SPF) de que López Londoño intentaría fugarse de la cárcel de Ezeiza, la Procuración General de la Nación emitió un dictamen aconsejando la extradición.

El procurador ante la Corte, Eduardo Casal, opinó que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) debia rechazar la apelación y confirmar la sentencia en favor de la extradición a los Estados Unidos del sindicado jefe narco.

Ayer, la Corte se pronunció en ese mismo sentido en el acuerdo de ayer, con la firma de los jueces Ricardo Lorenzetti , Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti. El tribunal, en el mismo sentido de Casal, no hizo lugar a una serie de planteos formuladas por la defensa de López Londoño.

Así, siguiendo el dictamen de Casal, la Corte confirmó la resolución dictada por el juez federal Sebastían Ramos, que en mayo último se había pronunicado por la extradición.

El pedido de extradición había sido formulado por el Tribunal Federal de Primera Instancia para el Distrito Sur de Florida, que pretende juzgar al jefe narco por los delitos de asociación ilícita o concierto para delinquir para distribuir una sustancia controlada (cinco kilos o más de cocaína) a sabiendas de que dicha sustancia se importaría ilegalmente a ese país.

Ahora, la última palabra sobre la extradición de "Mi Sangre" es de carácter político y la tendrá el presidente de la Nación, Mauricio Macri.

Durante el juicio de extradición, hecho en medio de un imponente operativo de seguridad en los tribunales de Comodoro Py, López Londoño había afirmado que era un perseguido político, que su detención en Pilar, en octubre de 2012, fue ilegal y que su acusación por narcotráfico fue armada por la DEA y la policía de Colombia.

En el recurso ante la Corte, López Londoño sostuvo que la pretensión de enviarlo a Estados Unidos escondía "motivaciones políticas disimuladas bajo la apariencia de un proceso por conspiración para traficar estuoefacientes".

El jefe narco también había sostenido que ya había sido juzgado por los mismos hechos y que se violaba el requisito de doble incriminación.

Sin embargo, el procurador Casal rechazó todos esos planteos y, ayer, la Corte acogió favorablemente su dictamen y confirmó la extradición.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.