Acuerdo en el Congreso para que el año escolar pase de 180 a 190 días

Por unanimidad y sin debate, se aprobó en Diputados; sólo falta la votación en el Senado para que sea ley
Gabriel Sued
(0)
15 de septiembre de 2016  

La Cámara de Diputados aprobó ayer y giró al Senado un proyecto de ley que eleva el actual ciclo lectivo anual de 180 a 190 días para las escuelas primarias y secundarias de todo el país.

La iniciativa, que se aprobó por unanimidad y sin debate, fija por ley la meta que ya había establecido en 2011 el Consejo Federal de Educación, órgano que reúne a representantes de los gobiernos nacional y provinciales. La ley de 180 días de clases se había sancionado en 2003. Por aquellos años, no había tanta cantidad de días feriados como los que integran el actual calendario argentino.

"No es una ley que por sí misma transforme las cosas, pero va en dirección de los estándares internacionales", dijo a LA NACION José Luis Riccardo (UCR-San Luis), presidente de la Comisión de Educación.

Por unanimidad, Diputados aprobó un acuerdo para que el año escolar pase de 180 a 190 días
Por unanimidad, Diputados aprobó un acuerdo para que el año escolar pase de 180 a 190 días Fuente: Archivo

El proyecto fue presentado por la diputada radical por Córdoba, Brenda Austin, y por otros siete integrantes de su bloque. La iniciativa no implica un gasto mayor porque la intención es que los docentes trabajen la misma cantidad de horas, pero que pasen más tiempo en las aulas.

"Según estudios de la Unesco, nuestro país posee uno de los calendarios escolares más cortos del mundo y, según el Compendio Mundial de la Educación (2012), ocupamos el lugar 37 entre 43 naciones. A nivel regional, en lo que refiere a tiempo de exposición de los niños a contenidos áulicos, la Argentina ocupa el último lugar entre los países medidos: Chile, Jamaica, México, Paraguay, Perú y Uruguay", se afirma en los fundamentos de la iniciativa.

"Avanzar en la fijación de un calendario de clases de 190 días constituye una medida necesaria a los fines de establecer pisos más elevados de calidad. Ante la posibilidad de pérdida de días efectivos de cursado, se garantiza un calendario escolar más cercano al objetivo de cumplir con los requerimientos básicos de formación educativa en los niños y adolescentes de nuestro país", se agrega.

Meta de largo alcance

Los impulsores del proyecto reconocen que los 190 días de clases no son una pauta de cumplimiento inmediato, sino una meta a alcanzar con el tiempo. De hecho, el ciclo de 180 días que rige en la actualidad se cumple solamente porque, de acuerdo con la ley 25.864, se considera un día de clases cumplido "cuando se haya completado por lo menos la mitad de la cantidad de horas de reloj establecidas por las respectivas jurisdicciones para la jornada escolar".

Además, como advierten expertos como Mariano Narodowski, ex ministro de Educación de la ciudad de Buenos Aires, la ley dice que si no se alcanzan los 180 días, "las autoridades educativas de las respectivas jurisdicciones deberán adoptar las medidas necesarias a fin de compensar los días de clases perdidos". Más de una vez, el propio Narodowski ha señalado que aun con el calendario de 180 días de clases, efectivamente se han cumplido cerca de 165.

Como la norma que se debate en el Congreso no dice que los días deben recuperarse, sino solamente "compensarse", las autoridades de las carteras educativas de las distintas provincias pueden disponer de mecanismos de compensación que no signifiquen una recuperación efectiva de los días perdidos.

De hecho, si se cuentan los días hábiles que hay este año entre la fecha de inicio de las clases en las escuelas primarias y la fecha de finalización del ciclo lectivo, los alumnos no deberían perder casi ningún día para cumplir la meta fijada por el Consejo Federal de Educación.

Si se tienen en cuenta las jornadas de paro de maestros en distintos distritos del país, queda claro que la meta fijada por el proyecto de ley está lejos de ser realidad. En ese sentido, la provincia de Santa Cruz aparece hoy como uno de los distritos de mayor problemática para cumplir con el objetivo. Los permanentes reclamos gremiales de todos los sectores públicos se hacen sentir en el dictado cotidiano de clases, sobre todo en los establecimientos estatales.

Las jornadas en las aulas del mundo

  • 220 Corea
  • 208 Alemania
  • 200Suecia, Australia, Italia, Sudáfrica,Irlanda Del Norte,México, Brasil
  • 197Nueva Zelanda
  • 190Gales, Escocia, Suiza, Finlandia, Uruguay, Chile
  • 185 Hungría
  • 180 Francia, Estados Unidos
  • 175 España, Japón

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.