Daniel Angelici y el nuevo estadio: "Los que no quieren dejar la Bombonera no llegan al 30 por ciento"

Angelici y su opinión sobre la Bombonera
Angelici y su opinión sobre la Bombonera
El presidente de Boca no se resigna con la idea de construir un nuevo escenario en la Boca, e incluso asegura que la obra se puede realizar sin inversores externos; igual, anticipa: "Haremos un último intento para comprar las dos manzanas que están detrás de los palcos"
Diego Morini
Pablo Lisotto
(0)
16 de septiembre de 2016  • 08:33

La falta de espacio en la Bombonera y la posible construcción del nuevo estadio son temas ásperos en la charla con Daniel Angelici . No porque se incomode al tratarlos, sino porque es consciente de que la sola idea de jubilar el temblo xeneize es un asunto muy sensible para el hincha de Boca .

-¿Cómo va a resolver el problema de la falta de espacio de la Bombonera? Hay un montón de hinchas que no están de acuerdo con un posible nuevo estadio.

-Cuando decís "un montón de hinchas" te referís a los que se expresan, porque hay muchos que no se expresan y están de acuerdo.

-De acuerdo. No será unánime, pero hay una buena porción que no quiere jubilar a la Bombonera

-No es una buena porción tampoco. No llegan al 30%. En cada año de gestión hicimos encuestas y siempre lo preguntamos. De acuerdo a los sectores, te das cuenta cuál es el resultado. Si uno encuesta a alguien que hace 20 años tiene su platea, ese no quiere cambiar. Si las encuestas las planteas con alguien que no está y quiere otro sistema, cambia de opinión. En la popular y los socios adherentes, todos quieren su lugar. Lógico.

-Entonces, ¿qué se hará?

-Vamos a hacer el último intento para comprar las dos manzanas que están detrás de los palcos. Creo que vale la pena agotar el tema y hacerlo público, con un escribano que verifique todo y con la cantidad de socios que quiera venir a acompañarnos. Sino después queda todo en chamuyo y se usa sólo para hacer campaña. Ojalá cambie, pero me imagino cuál es el resultado, porque se hizo muchas veces esto de intentar hablar con los vecinos. No lo inventé yo, sino que es un asunto que lleva más de 30 años. Desde la época de (Antonio) Alegre. Vamos a ir con una propuesta seria. Con una palabra de un crédito del banco Nación, para que les pague directamente el banco, y Boca tomaría el crédito.

-¿Y si no prospera?

-Si ese camino se agota, voy a hacer el plesbicito, con dos focos claros: o nos quedamos cómo estamos o vamos con la propuesta nuestra de hacer un estadio nuevo con capacidad para 80.000 personas.

-¿Con 80.000 se resuelve? Porque Boca tiene más socios que esa cantidad

-Sí. Se resuelve. Vengo de estar en Benfica. Ells tienen un estadio para 65.000 espectadores. Y los dirigentes me dijeron que tendrían que haber hecho uno con 45.000, porque más allá de los clásicos, después tenés que llenar todos los días esas localidades.

-Según el sponsor para esa supuesta inversión, ¿puede cambiar el nombre de la cancha?

-Por ese tema del naming siempre hay interesados. Es una parte.

-¿Pero hay alguien que quiera invertir en un estadio para 80.000 personas?

-Lo podemos hacer nosotros.

-¿No se necesita alguien que los financie?

-La financiación no es un problema. Sé que no es fácil. Sé que si el socio decide asumir ese emprendimiento, sé la responsabilidad y sé todos los obstáculos que voy a tener que atravesar.

-Eso excedería su mandato.

-Que lo inaugure otro presidente, no me importa. Lo importante es que quede. Tengo en claro que no es fácil, que tengo que pedir en la legislatura un cambio de leyes, con doble lectura de 40 votos. Sé que voy a estar al menos dos años con los amparos y las cautelares que van a poner los socios que no están de acuerdo, con los vecinos que no lo quieren. Que tengo que sortear y trabajar el tema del impacto ambiental. No es que yo desconozca hacia adonde vamos. Voy preparado. Está todo estudiado. Tuvimos muchas reuniones y hay una comisión que se reúne cada quince días haciendo evaluaciones, viendo las posibilidades dentro de la Bombonera. Vamos a ir a la legislatura. Porque el año próximo entra en vigencia el tema de poner asientos en todos los estadios y se nos va a empezar a complicar. Lo más fácil para mí sería hacer la plancha. Pasar los tres años que me quedan, invertir en el plantel, ganar campeonatos y después ver qué pasa con la capacidad del estadio.

¿Y entonces por qué está tan enfocado en este tema?

Porque estoy convencido de que si el club quiere progresar, tenemos que tener más capacidad. Primero por los hinchas, porque es injusto que se queden tantos socios afuera. Y cuando ves los números, el 65% de los ingresos del club provienen de la cuota social y de los abonos. Si nosotros duplicamos la capacidad de abonados, trasladas esos ingresos al plantel. Para traer jugadores o para retenerlos.

-Hubo propuestas, con presentación de posibles planos. ¿Quedaron descartados?

-Convocamos al presidente del Colegio de arquitectos, acercaron la propuesta de un esloveno. Vino un arquitecto que vive en Nueva York y trajo una maqueta. Son todos proyectos que hoy están en análisis. El proyecto que cerraría es el de comprar esas dos manzanas. Comprando eso, podés cerrar la Bombonera. Sino, la inversión es muy grande. Invertir 200 o 300 millones de dólares para jugar dos veces al mes, no lo haría nadie. Sería más barato alquilar que hacer esa inversión. Sí entiendo que todos los estadios de la Argentina necesitan, por temas de seguridad e infraestructura una fuerte inversión. Eso no tengo dudas. La mantención del club es altísima. Se inauguró en 1940 y hay problemas que no los solucionás. Cada vez que llueve hay goteras. Levantamos, arreglamos, pero no hay una solución de fondo.

-Si hubiera un estadio nuevo, ¿para qué queda la Bombonera?

-Para recitales. Para jugar algún que otro partido de menor convocatoria. Para hacer el equipo de las leyendas de Boca y darle continuidad a eso. Así como nosotros fuimos a Italia, que venga Juventus. Hacer distintos eventos. Se puede hacer un gran Museo, que serviría para generar ingresos muy importantes. Uno decide priorizar lo que cuesta mantener el campo de juego. Pero con cada recital te quedan limpios 200 mil dólares. No hay muchos lugares para hacer recitales en la Ciudad de Buenos Aires.

-Las voces en contra del estadio nuevo dicen que se perderá la mística.

-Eso no se explica. Se siente y yo también la siento. Pero uno quiere progresar, y todos los clubes del mundo que progresaron, se trasladaron o hicieron estadios nuevos. Sino van a pasar 50 años más y va a quedar todo igual.

pl

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?