Gabriela Michetti pidió su sobreseimiento en la causa por el origen del dinero que le robaron

Su abogado, Ricardo Gil Lavedra, hizo la presentación ante el juez Lijo y aportó documentación y declaraciones juradas y patrimoniales
(0)
16 de septiembre de 2016  • 12:43

La vicepresidenta Gabriela Michetti pidió hoy su sobreseimiento definitivo en la causa que la investiga por el origen de los 245 mil pesos y 50 mil dólares que fueron robados de su casa el 22 de noviembre de 2015.

Lo hizo mediante un escrito de "presentación espontánea" ante el juez federal Ariel Lijo, quien la investiga en este expediente, llevado a cabo por su abogado, Ricardo Gil Lavedra.

Michetti aportó documentación y declaraciones juradas y patrimoniales para justificar el origen de los fondos que fueron robados de su casa, y pidió medidas de prueba destinadas a probar lo que considera su inocencia en la causa.

A comienzos de este mes, la vicepresidenta designó como su abogado defensor a Gil Lavedra , tras la renuncia de los letrados que la representaban, Alejandro Pérez Chada, Anabella Mazzanti y Santiago Rozas Garay.

El juez Lijo busca conocer el origen de los 245.000 pesos y 50.000 dólares que le sustrajeron a Michetti el 22 de noviembre, el día del la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en un hecho que recién se conoció en julio, y por el que está procesado el policía sospechoso de haber cometido el delito. El magistrado quiere dilucidar si la plata que la vicepresidenta tenía en su casa era lícita.

Cuando se conoció el robo en su casa, Michetti explicó que $ 200.000 representaban donaciones a la Fundación SUMA, que ella preside; que los otros $ 45.000 eran para refaccionar la casa, y que los US$ 50.000 eran un préstamo de su novio, Juan Tonelli.

El escrito de Michetti

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.