El carnicero fue excarcelado y podría ir a juicio en cuatro meses

Daniel Oyarzún, que persiguió, atropelló y mató al presunto delincuente, dijo que estaba "arrepentido" y que teme por su vida y por la de su familia; las hipótesis
Gabriel Di Nicola
(0)
17 de septiembre de 2016  

Oyarzún habló en la puerta de su casa: Tengo miedo por mí y por mi familia
Oyarzún habló en la puerta de su casa: Tengo miedo por mí y por mi familia Crédito: Imagen de TV

Llegó a su casa y se abrazó con su familia. Después, enfrentó a las cámaras y micrófonos de los medios que hacían guardia y sostuvo: "Si pudiera volver el tiempo atrás, lo haría. Estoy arrepentido totalmente. En el momento sólo quería seguirlo, recuperar lo que es mío". Daniel Oyarzún, el carnicero que atropelló y mató a un presunto ladrón, recuperó la libertad, pero continúa acusado de homicidio simple y, si se cumplen todos los plazos procesales, en cuatro meses podría estar en el banquillo de los acusados.

Así lo informaron a LA NACION calificadas fuentes judiciales. Oyarzún, conocido como "Billy", fue beneficiado con el recurso de una excarcelación extraordinaria firmado por la jueza de Garantías de Zárate-Campana Graciela Cione.

"La jueza ha entendido que no hay peligro de fuga ni entorpecimiento procesal", afirmó a LA NACION la fiscal general de Zárate-Campana, Liliana Maero.

Se trata del mismo beneficio que recibió el mes pasado Lino Villar Cataldo, quien mató a un ladrón que intentó robarle el automóvil en la puerta de su consultorio, en San Martín,.

Pero a diferencia de Villar Cataldo, que fue excarcelado con una caución real de $ 1.000.000, Cione fijó una caución juratoria y la obligación para el carnicero de presentarse una vez por mes en el juzgado.

"La jueza estuvo excelente con su decisión. Entendió que con los elementos que existen en el expediente no había riesgo procesal y que mi cliente podía ser excarcelado. La magistrada entendió que no se iba a escapar ni entorpecer el proceso. Oyarzún tiene arraigo y tiene un trabajo", afirmó el abogado Ricardo Izquierdo, que junto con su colega Micaela Van Lacke, defiende a "Billy" Oyarzún.

Para el abogado defensor, la calificación legal podría cambiar con el avance de la causa. "No hubo dolo, no hubo intención de matar. Se trató de un accidente de tránsito, en todo caso, estamos ante un homicidio culposo", agregó.

Según fuentes judiciales citadas por la agencia de noticias Télam, el carnicero recuperó la libertad tras una audiencia de carácter secreto -ni los nuevos defensores particulares, ni los familiares del imputado sabían de esa reunión- que se llevó a adelante ayer, a las 8, en la sede del Juzgado de Garantías de Zárate-Campana N° 2, en la Andrés del Pino al 800, en Campana.

Zárate: Le robaron, persiguió al ladrón y lo atropelló

5:01
Video

Además de la jueza, participaron de la audiencia el defensor oficial Flavio Águila y el fiscal Juan José Montani, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 6 de Homicidios de Zárate-Campana, que asistió en representación del fiscal original de la causa, Martín Zocca, de licencia.

El fiscal informó que Oyarzún había designado como abogados particulares a Izquierdo y a Van Lacke, por lo que la jueza le preguntó al imputado si quería suspender la audiencia o ser representado por el defensor oficial. Y ante la conformidad del carnicero, se continuó con el trámite.

Oyarzún debe presentarse una vez al mes en el juzgado; no puede tener ningún tipo de contacto con los familiares del fallecido y tiene que dar aviso si se ausenta de su casa por más de 24 horas.

Fuentes judiciales explicaron a LA NACION que el fiscal Zocca tiene cuatro meses para evaluar las pruebas ordenadas (declaraciones testimoniales y peritajes balísticos) y después cerrar la causa. El plazo, si el representante del Ministerio Público lo decide, se puede ampliar entre seis y ocho meses.

"El fiscal Zocca deberá definir si, con el análisis de las pruebas, cierra el expediente y mantiene la calificación de homicidio simple o modifica la calificación legal", sostuvieron las fuentes consultadas.

El abogado Izquierdo dijo que su cliente está anímica y físicamente mal. "Lo único que quiero estar es con mi familia. Y miedo, sí, tengo miedo por mí, por mis hijas, mi familia", dijo el comerciante.

Custodia policial

Izquierdo contó que la familia del acusado tiene una custodia policial después de que denunciaran públicamente haber recibido amenazas. Según fuentes oficiales, anteayer, representantes del Ministerio de Seguridad bonaerense se reunieron con los hermanos del carnicero para darle protección y garantías.

Ayer, después de que su marido recuperara la libertad, Noemí Gutiérrez, sostuvo: "Estoy contenta, no tengo palabras. Es muy difícil esto. Estamos acá con él todos los familiares, queremos darle el apoyo y contención, porque estuvo muy mal. Lo único que queremos es seguridad para nosotros. Pedimos que nos ayuden. Queremos volver a trabajar, porque somos laburantes". Además, la mujer le agradeció a toda la gente que la ayudó, entre ellos el intendente de Zárate.

La familia de Brian González, el presunto ladrón que murió atropellado por Oyarzún, pidió que el carnicero "pague por lo que hizo".

"Me parece injusto que lo liberen [al carnicero]. Mi hermano podía haber pagado con otra cosa y no con la vida. Claramente, el carnicero tiene que estar preso. Mi hermano no tenía el arma, sólo manejaba la moto. El otro chico fue el que disparo", dijo a C5N Yeni, la hermana de González.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.