Los Pumas: sin poder cumplir el objetivo, pero con la mirada optimista

El plantel y cuerpo técnico aspiraban a conseguir una victoria en este paso por Nueva Zelanda y Australia; resultados adversos y lesionados fueron un combo que modificó el panorama
Tomás Bence
(0)
18 de septiembre de 2016  

PERTH, Australia.- Los Pumas habían establecido un objetivo claro para este Rugby Championship : ganar, al menos, dos partidos en el campeonato. La serie con Sudáfrica dejó esa vara elevada. El triunfo que la Argentina consiguió contra los Springboks en Salta obligó a este equipo a sentar un punto aún más exigente para la gira por Oceanía: llevarse, al menos, una victoria. Claro que el enfrentar a los All Blacks hacía que uno de los dos encuentros sea casi imposible. Por eso, en los papeles era el duelo ante los Wallabies y hacia allí apuntó la mirada. Ayer la derrota los hizo enfrentar con la realidad y los obliga a volver a establecer metas para lo que vendrá.

"¡Claro que se venía a buscar un partido en esta gira! Siempre venís a ganar, pero siendo realistas, podíamos haber conseguido un triunfo contra Australia, eso era lo que buscábamos", le dijo a LA NACION Tomás Cubelli , quien fue titular en lugar de Martín Landajo . "Tuvimos una gira muy dura, no sólo por el juego, sino por los lesionados. El partido con Nueva Zelanda nos costó mucho, varios quedaron tocados. No es una excusa, pero a veces las cosas no se te dan", agregó el jugador de los Brumbies australianos, el más buscado y reconocido por el público presente en el estadio.

Pero Cubelli no fue el único que reconoció estas metas. Santiago González Iglesias , quien ayer ocupó el lugar de Juan Martín Hernández en el centro de la cancha, tuvo la misma mirada. "Creo que llegábamos con confianza. El triunfo en Salta sobre el final, que deberíamos haber conseguido más cómodos, nos daba tranquilidad. Estamos convencidos de nuestro juego. Cometimos varios errores en los dos partidos", dijo el ex jugador de Alumni.

Facundo Isa es uno de los jugadores más regulares que tienen hoy los Pumas . El número ocho del equipo argentino viene siendo, sostenidamente, la figura dentro del campo de juego. Pese a su juventud (22 años), se siente maduro, pleno. "Estoy contento, los entrenadores me dan confianza y los jugadores también, así puedo mostrar las cosas que estoy haciendo en la cancha. Pese a las derrotas, estoy contento", dice el tercera línea de los Pumas. Para él también fueron duras las caídas, ya que buscaban llevarse de aquí algún resultado positivo, pero todavía se permite soñar. "Creo que más allá de ganar o perder, venimos haciendo buenos partidos y mostrando algunas cosas. Vinimos a buscar resultados, pero ya se nos van a ir dando", dice.

Más allá del resultado en sí mismo, los Pumas sostienen que varias cuestiones que sucedieron en los dos partidos deberán reverse. Lógicamente que enfrentar a All Blacks y a los Wallabies es duro para cualquiera, pero en este caso particular, ciertas cuestiones complicaron el día a día del cuerpo técnico de Daniel Hourcade .

"La gira se nos hizo más dura de lo que esperábamos. A mí me gusta ser positivo, de todo se aprende, sobre todo habiendo perdido los dos partidos. Particularmente creo que el rendimiento del equipo no es malo. Por momentos juega bien, pero lo que tenemos que tratar de conseguir son resultados, por eso tenemos que madurar y aprovechar esas cosas buenas que mostramos dentro de la cancha", evaluó Cubelli tras el encuentro ante los australianos. "Perdimos jugadores a lo largo de esta gira que nos complicaron un poco, pero tampoco es excusa", analizó González Iglesias.

El ex jugador de Alumni dijo: "La enseñanza de estos dos partidos es que no podés aflojar ni un momento. Tenemos que jugar los 80 minutos con altísima intensidad y cuando más cansado estás, más tener que estar junto a tu compañero. No desesperarse ni aislarse. Espero que esto nos sirva para lo que vendrá".

El propio entrenador de los Pumas, Hourcade, destacó que la Argentina no estuvo en los niveles esperados, y evaluó que el equipo deberá dar vuelta la página para enfocarse en los próximos pasos. "Este torneo enseña en cada partido que uno no se puede quedar festejando si ganó y lamentándose si perdió. Requiere enfocarse en los errores, trabajar esos aspectos y esperar el próximo evolucionar", sostuvo el tucumano.

Evolucionar será el objetivo de los Pumas dentro de dos semanas, pese a volver a encontrarse cara a cara con los temibles All Blacks, que ya levantaron el trofeo del campeonato. Un examen de alta exigencia. Y sabiendo que los errores se pagan carísimos. Lo comprobaron, una vez más, en el paso por Oceanía.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?