Lo que tenés que saber del divorcio de Angelina Jolie y Brad Pitt

La pareja dorada tiene seis hijos; se casaron en 2014; entre las causas que se barajan de su separación se encuentran una supuesta infidelidad de Pitt con Marion Cotillard y el abuso de alcohol y drogas del actor
(0)
21 de septiembre de 2016  

La actriz y sus hijos, en Japón, en 2010
La actriz y sus hijos, en Japón, en 2010 Fuente: Reuters

Angelina Jolie le pidió el divorcio a Brad Pitt tras seis hijos y doce años de relación (la pareja se había casado en agosto de 2014, luego de diez años de convivencia). La noticia conocida ayer al mediodía despertó consternación -real o sardónica- en quienes siguen atentamente los vaivenes románticos de las estrellas, cuyos exponentes locales ya habían recibido el fin de semana un golpe considerable con la confirmación de la separación de Adrián Suar y Griselda Siciliani .

¿Qué le espera al resto de los mortales si ni siquiera Brangelina -como se los conocía en conjunto- es capaz de escapar al destino previsto por la estadística para la mayoría de los matrimonios? Pitt y Jolie no sólo tenían belleza, fama y éxito en común: el valioso trabajo de Jolie como Alto Comisionado para los Refugiados de las Naciones Unidas y la preciosa familia que habían formado y con la que recorrían el mundo parecían confirmar -para quienes los seguían a la distancia- que era posible sobrevivir a las trampas de la fama.

El editorial en The New York Times donde la intérprete reveló haberse sometido a una histerectomía y doble mastectomía para evitar lo que definió como "destino genético" (su madre, su tía y su abuela murieron a causa de un cáncer ginecológico; un análisis confirmó que compartía con ellas una mutación en un gen que elevaba las posibilidades de desarrollar la enfermedad), y el agradecimiento para con su pareja y sus hijos durante ese difícil trance no hicieron más que resaltar la sensación de que parecían una familia no sólo feliz, sino corriente en toda su anormalidad.

Pero ya no más: según anunció el sitio TMZ -suerte de boletín oficial de las desgracias de los mediáticos norteamericanos- y luego confirmó la demanda filtrada a la prensa, el divorcio fue presentado anteayer. El timing, como en la actuación, es todo: la noticia se conoció cuando se acallaron los últimos ecos del Emmy, destacaban los analistas, que suelen admirar la sagacidad mediática de Jolie, quien no tiene vocero ni representante. En los documentos legales se afirma que la causa de la disolución del matrimonio son las "diferencias irreconciliables" entre los cónyuges. Las razones de esas "diferencias" son muy distintas, según a qué fuente difusa se atienda: TMZ afirma que Jolie quería preservar a sus hijos del "estilo de crianza" de su ahora ex marido, acusado de beber y consumir marihuana en exceso y tener problemas para manejar su ira.

Jolie y Pitt en 2012
Jolie y Pitt en 2012 Crédito: DPA

Page Six, la columna de chimentos del acérbico New York Post, afirma que la causa es otra: la actriz ganadora del Oscar habría descubierto, tras la intervención de un detective privado, que Pitt había iniciado un romance con otra ganadora del premio de la Academia, la francesa Marion Cotillard , en el set de Aliados, film de inminente estreno centrado en dos espías en la Segunda Guerra Mundial (debe recordarse que ésa era la profesión de los personajes de Pitt y Jolie en Señor y Señora Smith, donde comenzó su romance cuando él todavía estaba casado con Jennifer Aniston). La publicación agrega con evidente deleite que, según las observaciones del detective, las infidelidades del esposo no concluían con Cotillard, en pareja con Guillaume Canet desde 2007.

A diferencia de las tibias definiciones para la prensa dictadas por los expertos en relaciones públicas, quedó en claro que la relación entre ambas estrellas no se rompió en los mejores términos: Jolie pidió la tenencia de sus seis hijos, de entre 15 y 8 años, y sólo consentía otorgarle al padre visitas regulares. Lo confirmaba además la contratación por parte de la actriz de Laura Wasser, especialista en divorcios contenciosos en Hollywood, quien defendió a Johnny Depp en su separación de Amber Heard (algo así como una "Ana Rosenfeld norteamericana"). Jolie no pidió sostén económico ni para sus hijos ni para ella.

El rubio actor y productor, en un comunicado difundido ayer, afirmó que "lo más importante es el bienestar de nuestros hijos" y que estaba "muy triste". Qué decir, entonces, del público.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.