Martín Demichelis contó lo que le pasó a Lionel Messi tras errar el penal en la final ante Chile

El defensor habla de la noche de la renuncia del jugador de Barcelona y de la posibilidad de volver a River que no se concretó
Claudio Mauri
(0)
27 de septiembre de 2016  

Fuente: Archivo

Martín Demichelis terminó en las últimas semanas la mudanza a su nueva casa en Barcelona. Su carrera en Europa lo llevó por ciudades que tranquilamente podría elegir quien arma un itinerario turístico: Munich, Málaga (con la cercana Costa del Sol), Manchester y ahora tierra catalana, donde Espanyol, en el que aún no debutó oficialmente, se adivina como su último destino como futbolista. Un tramo final que coincidirá con el nacimiento de su tercer hijo.

-Messi asustó a todos con su renuncia. ¿Cómo lo viste?

-Para todos los que lo queremos y admiramos, soñábamos con que volviera, jugara bien e hiciera el gol del triunfo, como ocurrió contra Uruguay. Leo se frustra demasiado cuando no puede darle una alegría al país. Por su personalidad, lo avergüenza muchísimo haber fallado el penal en la final. Creo que tuvo el regreso soñado. Por mi manera de ver el fútbol, el partido que hizo contra Uruguay fue una demostración de compromiso, de carácter y ganas. Lo resumo en una palabra: emocionante. Fue un ejemplo para los más chicos. Cuando lo ves tan comprometido, para los demás se hace mucho más fácil.

-¿Qué representa Espanyol en esta etapa de tu carrera?

-Es para pocos tener el broche soñado en una carrera, como les pasó a Diego Milito, Verón, Gabriel Heinze. Estando de vacaciones tuve que someterme a una cirugía que no es importante, pero que me llevó más tiempo de recuperación de lo previsto. Se me escaparon las posibilidades de cerrar con diferentes clubes, como River, que necesitaba un marcador central de inmediato para la pretemporada. Por esa época se había caído lo de Lollo y yo estaba recién salido de una operación menor. Supe entender que River no me podía esperar y que tengo una edad que a mucha gente le genera incógnitas sobre cómo voy a responder. De pretemporada personal en Marbella, acompañado por Cavenaghi y el profe Flavio Pérez, surge lo de Espanyol, en una liga que me apasiona y conozco mucho de mi paso por Málaga. Espanyol comienza un proceso con inversores privados muy similar al que me tocó vivir en Málaga. Llegaron 12 refuerzos. Quiere olvidar el sufrimiento de los últimos años para evitar el descenso. Me llamó el nuevo técnico, Quique Sánchez Flores, que le fue muy bien en Watford, para contarme del proyecto, que transmita mi mentalidad, experiencia, tener la voz de mando en el vestuario. Ahora me toca a mí demostrar que además de todo eso también puedo ser el indicado para estar dentro de los once. Estoy contento, con muchas ansias y expectativas.

-¿Te hubiese gustado ser dirigido por Guardiola en Manchester City?

-Sí, claro, hubiese sido una grandísima experiencia por todo lo que uno se entera de su método de trabajo, lo que inculca, su filosofía de juego. Hubiese sido un aprendizaje maravilloso para terminar mi carrera. Estoy en una edad en la que me apasiona la estrategia, el poder de convencimiento, cómo llevar los entrenamientos. Siempre estoy consultando, viendo, anotando frases, guardando recortes. Mi contrato con el City terminó el 30 de junio. Sabía que no había ninguna posibilidad de renovación.

-¿Ya sos un entrenador en ciernes?

-Lo que me queda por jugar lo quiero hacer bien. Tengo en claro que tras mi retiro, en el corto o largo plazo, quiero ser entrenador. Estoy haciendo el curso vía Internet, pero después me gustaría hacer el europeo, en Madrid.

-¿A Rusia vas a ir de espectador o habrá otro batacazo con Demichelis mundialista a los 37 años?

-Mirá, lo hablaba en Venezuela con un compañero, cuyo nombre no doy para no involucrarlo por su edad (se ríe), y coincidíamos en que a Rusia vamos a ir de cualquier manera. Voy a ir, sin dudas, como un hincha apasionado para que Leo y todos estos chicos puedan levantar la copa. Soy muy optimista. Me gustaría vivirlo junto a ellos, aunque sea desde afuera.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.