Dos buenas y tres malas películas de Kate Hudson

Kate Hudson como Penny Lane en Casi famosos
Kate Hudson como Penny Lane en Casi famosos Fuente: Archivo
Tomamos el estreno de Horizonte profundo como puntapié para repasar los altibajos en la filmografía de la actriz
Milagros Amondaray
(0)
29 de septiembre de 2016  • 00:44

*DOS BUENAS:

*1. CASI FAMOSOS (2000, Cameron Crowe)

Si bien el término Manic Pixie Dream Girl se empezó a implementar a raíz de otra película de Cameron Crowe - Elizabethtown, estrenada en el 2005 -, lo cierto es que cuesta ver Casi famosos y no asociar al personaje de Penny Lane ( Kate Hudson ) con esa nomenclatura. Encantadora, sensible y carismática, esa joven es mucho más que una groupie de la banda apócrifa Stillwater: es quien ayuda a Will (Patrick Fugit) a encontrar el verdadero significado de la palabra hogar. Si bien el personaje podría haber sido un mero vehículo funcional a la historia coming of age del protagonista, Hudson consigue que la narrativa de "Penny" cobre peso propio, como cuando percibimos esa incertidumbre post-caída del grupo que solía idolatrar y esa necesidad de alejarse del mundanal ruido para empezar de cero. Por este papel, Hudson obtuvo el Globo de Oro y fue nominada al Oscar como mejor actriz secundaria.

*2. CÓMO PERDER A UN HOMBRE EN 10 DÍAS (2003, Donald Petrie)

Con Matthew McConaughey en Cómo perder a un hombre en 10 días
Con Matthew McConaughey en Cómo perder a un hombre en 10 días Fuente: Archivo

En muchos aspectos, Cómo perder a un hombre en 10 días es una película convencional y bastante conservadora en su visión de las inquietudes femeninas y masculinas. Por momentos, a la mujer se la aborda exclusivamente como una obsesiva de la decoración y las cremas y al hombre, como un fanático del deporte. Afortunadamente, los grises del film son aportados por su dupla protagónica: Hudson y un Matthew McConaughey pre-renacimiento actoral.

La química entre ellos es la verdadera fortaleza de esta comedia romántica - junto a la gran intervención secundaria de la inefable Kathryn Hahn -, que parte de una premisa inverosímil (dos personas buscan conquistarse para satisfacer ambiciones profesionales, pero se terminan enamorando...en diez días), pero que en su segunda parte, cuando abandona momentáneamente las situaciones de enredo, termina siendo una lograda historia acerca de cómo los prejuicios nunca conducen a un buen lugar. Cinco años más tarde, Hudson y McConaughey volverían a juntar fuerzas para el film de aventuras Amor y tesoro, pero con paupérrimos resultados.

*TRES MALAS:

*1. ENREDADAS...PERO FELICES (2016, Garry Marshall)

Con Jennifer Aniston en Enredadas, última película de Garry Marshall
Con Jennifer Aniston en Enredadas, última película de Garry Marshall Fuente: Archivo

Es realmente una pena que la última película del fallecido Garry Marshall haya sido Enredadas...pero felices (cuyo título original es Mother's Day, ya que forma parte de la trilogía compuesta por Día de San Valentín y Año Nuevo), una producción lamentable desde todo punto de vista, empezando por una dirección perezosa y un montaje a todas luces desprolijo. Sin embargo, el mayor problema del film radica en su guión, cuyos planteos atrasan - mínimo - diez años.

Como prueba de ésto tenemos a Jesse (el personaje que interpreta Hudson), una mujer que está casada con un hombre indio y que por esa misma razón decide ocultarles a sus padres el matrimonio. Para redoblar la ofensa, Marshall también retrata la relación sentimental entre dos mujeres como si fuera un verdadero pecado, un perro verde en la sociedad actual. Quizás lo único valioso de esta "comedia" sea la aceitada dinámica entre Jennifer Aniston y Jason Sudeikis - que ya estaba presente en la regular Somos los Miller - pero ni siquiera sus interacciones pueden hacer llevadero a este film coral más insultante que simpático.

*2. GUERRA DE NOVIAS (2009, Gary Winick)

Junto a Anne Hathaway en Guerra de novias
Junto a Anne Hathaway en Guerra de novias Fuente: Archivo

Dos años antes de la película de la cual nos ocuparemos luego, Hudson ya comenzaba a alimentar su afición por personajes exasperantes y de alarmante unidimensionalidad. En Guerra de novias interpreta a Liv, la mejor amiga de Emma ( Anne Hathaway ), una joven que solo busca la perfección en su propia vida a costa de la felicidad de su entorno. El film de Gary Winick es un insulto al universo femenino desde el momento en el que pone a dos mujeres en el centro para hacerlas competir por cosas de lo más triviales, ya sea un salón para el casamiento como una férrea wedding planner.

El único atisbo de profundidad de la película viene, justamente, de la mano de Hudson, cuando su personaje contextualiza su egoísmo al hablar de un triste pasado que la privó del afecto y contención de sus padres.

*3. NO ME QUITES A MI NOVIO (2011, Luke Greenfield)

Con Ginnifer Goodwin en No me quites a mi novio
Con Ginnifer Goodwin en No me quites a mi novio Fuente: Archivo

Basada en la sorprendentemente exitosa novela de Emily Griffin, No me quites a mi novio encuentra a Hudson haciendo un papel prácticamente idéntico al de Guerra de novias. En la película de Luke Greenfield la actriz interpreta a Darcy, una mujer que busca continuamente ser el centro de atención, descuidando así su amistad con Rachel ( Ginnifer Goodwin ), quien representa su polo opuesto, es decir, la sumisión y la obsecuencia. El tablero se patea cuando Rachel tiene un encuentro romántico con la pareja de Darcy, un hombre a quien ama secretamente desde hace años.

Como podrá notarse, No me quites a mi novio es otro exponente de comedia romántica que no pasaría nunca el test Bechdel, dado que el único tópico de conversación entre esas dos amigas son ni más ni menos que las figuras masculinas de sus respectivas vidas. ¿No hay nada más allá de un hombre que amerite una reflexión para las mujeres? Según la perspectiva de Giffin y la guionista Jennie Snyder Urman, la respuesta es un no rotundo.

*El trailer de Horizonte profundo, estreno de la semana:

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.