The Crown y otras reinas de verdad en series de ficción

Claire Foy en una escena de The Crown

Con el estreno de The Crown en Netflix se completa la tendencia de poner a las monarcas británicas como protagonistas de sus más ambiciosos proyectos

28 de septiembre de 2016  • 11:17

Desde que terminó Downton Abbey , los productores televisivos no se cansan de buscar al programa que pueda ocupar su lugar. Ellos saben que un éxito como el que tuvo el ciclo creado por Julian Fellowes no se repite muy seguido y por eso todos intentan encontrar ese ingrediente que hizo de la historia de Lord Crawley y los suyos un suceso global. Y parece, según indican los programas que se vienen, que la conclusión unánime a la que llegaron es que uno de los aspectos más fascinantes del ciclo era el vistazo que permitía dar a la aristocracia británica, sus mansiones, romances y conflictos internos. Claro que la serie tenía además una colección de personajes inolvidables tanto del lado de los ricos que no pedían permiso como del lado de sus fieles sirvientes. Por eso y para agregar un elemento de reconocimiento más inmediato a las nuevas series con coronita, las novedades tendrán mucho más de realidad que de ficción.

The Crown - Tráiler

2:42

The Crown. El 4 de noviembre Netflix lanzará los diez episodios de la serie que reproduce la llegada al trono de la reina Isabel II. Basado en una obra teatral de Peter Morgan ( La reina, Frost/Nixon) y dirigida por Steven Daldry ( Billy Elliot), el programa comienza a los 25 años de la soberana, cuando era una joven recién casada que debía prepararse para el trabajo que será su vida entera: representar a su nación. Entre los conflictos personales y su vínculo con el primer ministro Winston Churchill, la serie irá de los escenarios privados del palacio de Buckingham a la mirada del mundo. Para interpretar a la reina en su juventud aparece Claire Foy (la fantástica Ana Bolena de Wolf Hall); su consorte, el duque de Edimburgo, está a cargo de Matt Smith ( Doctor Who ) y mientras que John Lithgow será Winston Churchill.

Jenna Coleman como la reina Victoria

Victoria . El mismo canal que produjo Downton Abbey, ITV, acaba de estrenar Victoria, una miniserie de ocho episodios que cuenta la llegada al trono de la reina Victoria a los 18 años. Con un despliegue de producción notable y un guión que repasa los conflictos políticos y los oscuros tejes y manejes de la corte, la serie no descuida la atractiva premisa que le aportó la vida real: las experiencias de una adolescente que debe hacerse cargo de un imperio. Para interpretarla aparece la actriz Jenna Coleman ( Doctor Who), perfecta mezcla de sensibilidad juvenil y el carácter de acero necesario para ser reina.

The White Princess

The White Princess. Más cerca de las luchas de poder medievales de Game of Thrones , aunque sin los elementos fantásticos que forman parte esencial de la serie de HBO, la continuación de la serie The White Queen también tiene un origen literario. Basada en la novela de Philippa Gregory sobre la Guerra de las Rosas (conflicto histórico que inspiró a George R.R. Martin en la escritura de sus novelas) en este caso el relato está centrado en la joven princesa Elizabeth, forzada a casarse con Enrique VII para asegurar la unión de sus casas nobles, los Lancaster y los York, y el inicio de la dinastía Tudor. Para terminar de cimentar los lazos entre Game of Thrones y The White Princess, el elenco de la nueva serie incluye a la actriz Michelle Fairley que aunque para muchos siempre será la poderosa Catelyn Stark, acá interpreta a la reina madre, una mucho menos noble madre real.